¿Qué son las zonas hormonodependientes?

zonas hormonodependientes
Share on facebook
Share on twitter

En algunas áreas de la piel, que denominamos zonas hormonodependientes, el vello crece de una manera diferente. Lo hace en función de los niveles de hormonas en la sangre y de sus ciclos. La depilación láser, por su parte, es un método que permite la eliminación del vello corporal de manera permanente, con independencia de estas zonas.

Utilización del láser en las zonas hormonodependientes

Las hormonas que comienzan a segregarse activamente en la pubertad y en determinadas épocas de la vida como el embarazo, estimulan el crecimiento del vello en algunas áreas. Además, favorecen la aparición y maduración de nuevos folículos en las mismas zonas. Este efecto depende principalmente de los niveles de testosterona en sangre.

Depilación masculina

En la pubertad, muchos hombres comienzan a presentar un aumento del vello en el pecho. Los pelos hacen más gruesos, fuertes y oscuros. Este fenómeno puede verse también en el abdomen y en la espalda. La estimulación hormonal androgénica se presenta a lo largo de toda la vida, por ello puede hacer aparecer vello en lugares como el pabellón auricular a edades más tardías, como los 40 años.

La depilación en estas áreas tiene un requerimiento particular, ya que elimina el vello existente, pero no puede eliminar los folículos pilosos nuevos que aparecerán después del depilado ya que no han sido tratados. Para lograr una depilación prolongada, las sesiones iniciales deben hacerse cada 2 o 4 meses, a fin de eliminar todo el vello existente. Posteriormente, podemos hacernos sesiones de depilación cada 6 meses, o cada año, para quitar el pelo que vaya apareciendo por creación y maduración de nuevos folículos.

Depilación femenina

El vello corporal femenino también tiene áreas dependientes de las hormonas y otras que no lo son. Las zonas hormonodependientes están situadas en la región lumbar, las areolas, el rostro, el escote y la línea alba (que va del ombligo al pubis). Como en el caso de los hombres, en estas zonas hay que repetir el tratamiento con una periodicidad anual o semestral para destruir los nuevos folículos que aparecen por la acción de las hormonas.

Algunas mujeres padecen hirsutismo, con lo que la depilación en la cara de la mujer se presenta como necesaria para eliminar el pelo. Esta condición puede ser causada por un aumento en los niveles de las hormonas en sangre que puede aparecer a consecuencia de enfermedades del sistema endocrino o de la menopausia. El láser y el embarazo no parecen ser incompatibles, pero no se ha comprobado científicamente la inocuidad de la depilación láser, por lo que no se recomienda realizar la depilación láser durante esta etapa por precaución.

El exceso de vello corporal en la mujer también puede ser idiopático, es decir, una condición propia y normal, que se presenta en el 10 % de las que están en edad fértil. Tanto en casos de trastornos hormonales como en el hirsutismo idiopático, además de en la cara puede haber vello excesivo en el cuello, abdomen, espalda, muslos y areolas.

Esta situación lleva a que las mujeres afectadas recurran a tratamientos como rasurarse o aplicarse cera. En el primer caso, el uso de la maquinilla tan frecuentemente como dos veces al día puede tener como consecuencia enrojecimientos o foliculitis en la cara. La cera, por otra parte, es un tratamiento doloroso. La depilación láser es ideal para los casos de hirsutismo idiopático o que es producido por trastornos hormonales. No es dolorosa, no genera foliculitis y nos ofrece resultados prolongados o definitivos.

Zonas no hormonodepedientes

Estas son regiones donde el vello alcanzó su máximo durante la pubertad. En estas áreas la depilación láser es más sencilla, ya que no dependen del estímulo hormonal, por lo que una vez eliminados los folículos pilosos no hay necesidad de repetir el tratamiento.

En cuanto a la calidad del vello, tanto su grosor como su color, su velocidad de crecimiento y la densidad de folículos es estable y no varía ya en la edad adulta. Estas regiones, por lo tanto, responden muy bien a la depilación definitiva en algunas sesiones y no requieren tratamientos posteriores, pues no se generarán nuevos folículos, ya que la zona no recibe estimulación hormonal.

En algunas de estas zonas está la ventaja de que el vello es grueso y oscuro. Por ello, responden muy bien al tratamiento. La luz del láser tiene mayor incidencia sobre zonas como esta, con abundante melanina. En la mujer, estas áreas son las piernas, brazos, el pubis, las ingles, los labios mayores y las axilas. En la depilación masculina son las axilas, los brazos, las piernas, la región genital y los glúteos.

Depilación íntima

Este tipo de depilación está muy solicitada tanto para hombres como para mujeres. Es, evidentemente, una zona muy sensible tanto desde el punto de vista físico como emocional por lo que de debe acudir a una clínica especializada ya que necesitamos un cuidado especial y confiar en un equipo profesional. La experiencia de personal sanitario en la depilación íntima masculina y femenina es otro aspecto imprescindible, para hacernos sentir cómodos, confiados y que podamos expresar abiertamente lo que deseamos.

La depilación íntima se realiza en zonas como la línea alba, los glúteos, la zona perianal, las ingles, los genitales masculinos, los labios mayores y el pubis.

Las pulsiones generadas por los equipos de depilación láser deben tener intensidades bajas para evitar administrar un exceso de energía. Otro aspecto a considerar es que el depilado debe ser más minucioso y con más detalle que el que se aplica a áreas extensas y de fácil acceso. Esto es importante para lograr un resultado perfecto.

La depilación íntima puede hacerse en varias modalidades. Algunas de las más solicitadas son las ingles tradicionales donde se depila la línea del bikini también, dejando un triángulo de vello. Para las ingles brasileñas la depilación es más amplia y solo se deja una línea recta. En la modalidad llamada ingles brasileñas la eliminación es casi total. La depilación integral abarca tanto la zona genital como la perianal.

Las clínicas de depilación láser de Corporación Capilar en Sevilla, Madrid y Barcelona cuentan con todos los tipos de láser  para adaptarse a cada tipo de piel y vello, el personal está especializada en depilación láser íntima y de deportistas además de realizar cualquier otro tipo de depilación.

Publicado por:
Corporación Capilar
Corporación Capilar
Clínica Dermatológica en Madrid, Sevilla y Barcelona
Suscríbete GRATIS a nuestro blog
Solicita tu primera consulta GRATUITA y sin compromiso

Llámanos al teléfono GRATUITO 900 902 203 o déjanos tus datos y nosotros te llamamos GRATIS.
Además…

cheque descuento clínica capilar en Madrid, Sevilla y Barcelona

Corporación Capilar le informa que los datos de carácter personal que nos proporciona rellenando este formulario, serán tratados por Instituto Médico Español Estética Avanzada, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para poder enviarle nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación siempre se debe realizar a través del consentimiento del interesado. El hecho de que no introduzca los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios, podrá tener como consecuencia que no se pueda atender su solicitud. Podrá ejercer sus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de los datos en cualquier momento en consulta@corporacioncapilar.es. Revise la información adicional sobre Protección de Datos en nuestra Política de Privacidad.

Cerrar menú
¿Tienes dudas?
Déjanos tu número de teléfono y nosotros te llamamos
O llámanos al teléfono gratuito de
L a V – 10:00 a 20:00, Sábado - 10:00 a 14:00
900 902 203
¿Tienes dudas?
Déjanos tu número de teléfono y nosotros te llamamos