Si todavía no eres de las personas que  ha sucumbido a esta técnica tan popular y segura, seguramente después de leer este artículo te decantes por ella, ya que no es una técnica invasiva ni perjudicial para la salud, tiene muchísimas ventajas que te vamos a enumerar en las siguientes líneas, pero antes, puede que te surjan algunas preguntas que también te vamos a resolver a continuación.

¿Qué tipos de depilación láser son los más comunes?

Encontrarás que los más usados son dos tipos  de láser, el de Alejandrita que se usa sobre todo para pieles claras y el de Diodo que hasta puede usarse para pieles muy bronceadas y es el que usamos en nuestras clínicas de depilación láser.

Por lo tanto  se caracteriza por ser un método universal, sea cual sea tu tipo de piel podrás gozar de los beneficios de este tratamiento. Una curiosidad que seguramente no sepas es que no funciona con el pelo canoso, ya que este carece de melanina.

¿Qué recomendaciones te damos?

Pásate a preguntar si tienes todavía alguna duda sobre todas las ventajas que te aportará este tipo de depilación no solamente desde la primera sesión, sino a largo plazo sobre todo.

Verás cómo tu vida cambia sin tener que preocuparte de estar siempre perfecto o de tener la cuchilla a mano por si surge algún plan inesperado.

Así que ahora toma nota de todas las ventajas,  por las  que cada vez son más las  personas que sucumben a la técnica de la depilación láser.

1. Prevenimos con ella las infecciones cutáneas

La foliculitis es una de las infecciones más frecuentes que  muchos de nosotros hemos  tenido en la piel. ¿En qué consiste? En la inflamación de nuestro  folículo piloso que se produce por la acción de hongos o bacterias. Si no tratamos a tiempo esta infección podremos llegar  a padecer úlceras escamosas.

¿Por qué la depilación láser previene este tipo de infecciones?

Una de sus principales causas es el uso de cuchillas y los cortes que se producen durante la depilación. Con la depilación láser este problema se acaba de raíz.

2. Comodidad y resultados frente a todo

Desde la primera sesión empezarás a ver resultados y en muy pocas tendrás el efecto que esperabas. Además de ello es una técnica muy segura ya que no se le conoce ningún efecto secundario.

Y en cuanto a comodidad las sesiones son de corta duración y no  requieren  de ninguna preparación previa, sólo de un par de indicaciones mínimas.

No podemos comparar la comodidad que  significa ir perfecto siempre a tener que comprar la cera o las cuchillas, pasarte minutos enteros pasándote la máquina depilatoria y el dolor de cada tirón o las marcas rojas que  se quedan.

3. A tu bolsillo no le dolerá

Ya que comparada con el resto de métodos depilatorios a largo plazo resulta mucho más rentable y económicamente no es un tratamiento que se considere costoso, ya que hay zonas de depilación verdaderamente económicas.

4. Te olvidarás para siempre de los vellos enquistados

Tras la depilación con cera es muy normal que se enquiste algún pelo y que pueda llegar a producir quistes pilosebáceos muy desagradables o incluso derivar en foliculitis.

5. Ayuda a producir colágeno

Así tu piel, una vez eliminado todo el vello de la epidermis,  permanecerá brillante, elástica y joven durante más tiempo. Ya que uno de los factores que alteran tu piel es el depilado periódico. 

6. Se trata de una solución estética muy higiénica

La eliminación completa del vello corporal se  convierte en un gran aliado para todas aquellas personas que no quieren desperdiciar gran parte de su tiempo eliminándolo semanalmente.

Además de ser la solución ideal para aquellos que tienen un exceso  de vello (Hirsutismo) en determinadas zonas o se dedican al deporte. Puesto que para un deportista es mucho más higiénico y la piel no sufre con cada depilación.



Dejar un comentario