El Láser Luce es un tratamiento médico para la alopecia, una nueva tecnología que estimula el crecimiento del cabello. Es producto de años de investigación a nivel internacional, por lo que logra revertir este trastorno eficazmente y sin efectos colaterales. El resultado es un cabello sano y denso con aspecto natural.

¿Qué es el láser Luce?

Se trata de una tecnología en la que utilizamos luz láser de baja frecuencia o fría. También se conoce como láser Luce LDS 100. Se llama de esta manera porque el tratamiento no requiere el componente térmico de otros láseres para actuar. Puede combinarse con otros tipos de tratamientos médicos como la mesoterapia capilar o la estimulación capilar con plasma rico en plaquetas.

¿Cómo funciona?

La incidencia de este tipo de luz sobre los tejidos produce una estimulación a nivel del cuero cabelludo y, con ello, generamos un proceso de autorreparación. Actúa sobre varias estructuras relacionadas con el crecimiento del pelo y ofrece excelentes resultados.

El fenómeno conocido como foto-bioterapia se produce cuando la luz, gracias a su longitud de onda, penetra profundamente y es absorbida por los tejidos. El efecto es que la energía recibida aumenta la tasa metabólica de las células del folículo piloso.

Con esta acción, producimos aceleración de la síntesis de proteínas. También activamos los procesos de división y de regeneración celular. Cada folículo piloso cumple ciclos que incluyen tres fases: la anágena o de crecimiento, la de reposo o telógena y la de transición o catágena. El tratamiento capilar con láser hace más activa y prolongada la fase de crecimiento

Otro efecto es el aumento en el riego sanguíneo de la zona tratada. Con esto se incrementa el aporte de nutrientes y oxígeno al cuero cabelludo. En una sesión podemos lograr un incremento del riego sanguíneo superior al 50 %. Además, ayuda a controlar los problemas como el exceso de sebo, la resequedad o la caspa.

Láser Luce

Indicaciones del tratamiento capilar

Utilizamos esta tecnología con varias indicaciones específicas, que son las siguientes.

1. Alopecia androgenética masculina y femenina. Es efectivo tanto en las alopecias ya instaladas como en las que apenas se inician, cuando el cabello se hace ralo, frágil y crece lentamente.

2. Alopecia areata, de origen autoinmune.

En qué consiste el tratamiento

Al mejorar el metabolismo de las células de los folículos y su irrigación sanguínea, activamos el crecimiento. Esto proporciona cabellos con mayor elasticidad y de un diámetro adecuado para lograr una cabellera fuerte y sedosa desde las primeras semanas de tratamiento.

El tratamiento para la caída de cabello aumenta la densidad gracias al incremento del grosor y al repoblamiento de las áreas con vello ralo. Esto lo logramos con la reactivación de folículos donde no había crecimiento. El efecto es el aumento de cabellos sanos por centímetro cuadrado.

¿Cómo son las sesiones?

Se puede solicitar una primera consulta gratuita para la evaluación por parte de nuestros especialistas. Son los responsables de administrar exclusivamente tratamientos médicos seguros y, en ese momento, se determinará el tipo y grado de alopecia y el número de sesiones necesarias.

Para observar los efectos, administramos al menos 12 sesiones en las que se aplica la luz láser en todo el cuero cabelludo. La duración de cada una es de 15 a 30 minutos, dependiendo del grado de alopecia. En los casos de alopecia androgenética masculina o femenina el tratamiento ideal se debe administrar con una frecuencia de 2 por semana y durante un lapso de 3 a 6 meses, dependiendo de la evolución.

Ventajas y beneficios

El paciente no sufre ninguna molestia y puede incorporarse de inmediato a sus labores. Esto es debido a que el láser frío no afecta los tejidos que circundan el folículo piloso ni genera calor.

Este tratamiento médico es seguro y eficaz y no requiere procesos invasivos o medicaciones que pueden causar efectos indeseados. Las sesiones son breves, es un tratamiento asequible y logramos resultados en un tiempo relativamente corto.

El láser Luce es una tecnología novedosa que, en manos de especialistas, devuelve al cabello su densidad y fuerza. Además, es adecuada para varios tipos de alopecia, lo que se diagnostica en una primera consulta gratuita que se puede solicitar para aclarar dudas.