¿Sabías que existen hasta 3 tipos de vello diferentes en nuestro cuerpo? Aunque esté regulado por factores genéticos y hormonales, todos tenemos vello corporal, con independencia de nuestro género, y desde el momento en que nacemos durante toda la vida.

A pesar de que suele asociarse a los hombres, el vello corporal también está presente en las mujeres. Y, aunque creemos que solo aparece durante la adolescencia, lo cierto es que su crecimiento tiene lugar desde que nacemos.

Su distribución depende de nuestra carga genética y de nuestro volumen de hormonas. No obstante, lo más habitual es que, por la mayor concentración de folículos, se dé en el cuero cabelludo, mientras que las zonas con menos folículos y, por tanto, con menos tendencia a presentar vello corporal, serán siempre las plantas de las manos y los pies.

Tipos de vello facial y corporal

Aunque cada persona, etapa de la vida y parte del cuerpo son un mundo, esta clasificación divide a los tipos de vello corporal en 3 grandes grupos.

Lanugo

El lanugo es un tipo de vello facial y corporal propio de los recién nacidos. Su presencia aparece en el desarrollo del feto durante el embarazo a modo de capa de protección, ya que la piel en esta etapa es muy fina y delicada.

Lo habitual es que este vello desaparezca antes del parto, por lo que, aunque no siempre, suele ser un signo de bebés que han nacido de forma prematura. En cualquier caso, el lanugo suele caerse por sí solo al poco tiempo y no presenta mayor complicación.

Vello como tal

Lo que habitualmente conocemos como “vello” es el segundo tipo de pelo que se extiende por nuestro cuerpo. Se trata de esa “pelusa de melocotón” sin color, de longitud corta y muy, muy fina que ocupa toda nuestra piel.

Este vello, en su justa medida, nos ayuda a regular la temperatura del cuerpo. Suele ser inapreciable en mujeres y en niños, y en el caso de los hombres, su apariencia suele difuminarse entre otro tipo de vello más visible.

Vello terminal

Es lo que entendemos por pelo común. Se trata de ese pelo más oscuro y grueso que aparece a partir de los 4 meses de vida en nuestro cuero cabelludo. Posteriormente, y durante la adolescencia, el vello terminal aparecerá en aquellas zonas dependientes de los ciclos hormonales, reemplazando el vello fino y casi invisible.

Su aparición, por tanto, tiene lugar en la cabeza, la zona púbica y en las axilas en ambos sexos y, en el caso de los hombres, además, en la zona del bigote y la barba. Es, en definitiva, un tipo de vello corporal, púbico, y facial, en el caso de los hombres.

¿Cuándo existe demasiado vello?

Considerando todo lo anterior, ahora sabemos que es normal tener ciertos tipos de vello en todo el cuerpo y dónde podemos esperar encontrar cada tipo en cada zona.

No obstante, existen ciertas anomalías que pueden ser signo de otras problemáticas mayores o, simplemente, de una carga hormonal mayor a la habitual.

El hirsutismo es la aparición de vello excesivo en mujeres, causada por una presencia mayor de testosterona. En cantidades visibles, puede suponer una fuente de baja autoestima para la persona que lo sufre.

Algunos hombres, además, presentan un exceso de vello terminal en zonas como la espalda, el cuello o el pecho. Al igual que el hirsutismo en mujeres, esto puede suponer un motivo de vergüenza y muchas personas desearán eliminarlo de forma permanente. Para ello, la depilación láser es la mejor solución, ya que es la manera más rápida y eficaz de acabar con este vello.

En el caso del lanugo, es posible, además de en los bebés, verlo a cualquier edad en aquellas situaciones en las que se haya producido una pérdida de grasa drástica o de trastornos alimenticios. Se trata de una medida de protección que toma el propio cuerpo cuando siente que ha perdido la grasa y su capacidad aislante en la piel.

Además, en las mujeres, no es infrecuente que haya algunos otros incómodos pelos en otras zonas visibles. Así son las zonas del bigote, de las patillas, de los brazos, o incluso del escote de la línea alba.

De forma aislada, uno de los lugares más comunes en los que aparece pelo fuerte es el mentón. Los especialistas en vello y cabello suelen atender muchas consultas acerca de cómo eliminar el vello de la barbilla.

Este tipo de pelo suele tener un origen hormonal (un aumento de hormonas sexuales masculinas o una reducción en las femeninas en la menopausia) o genético (y, por tanto, hereditario), aunque puede ser signo de complicaciones algo más importantes como el Síndrome del Ovario Poliquístico o el de Cushing.

Por ello, si desconocemos el origen de este vello facial, lo mejor es que acudamos al médico para que nos indique cuál es su causa.

¿De qué está hecho el pelo?

Nuestra piel está llena de folículos que dan lugar a cada pelo que tenemos en nuestra piel. En ese folículo, nuevas células se van amontonando, empujando el cabello hacia fuera y haciendo que el filamento crezca. Su composición está hecha básicamente por proteína de queratina.

Es importante que la piel se encuentre limpia y libre de impurezas para que el pelo nazca sano y no encuentre nada que le impida salir al exterior. En el caso del pelo terminal, existen cueros cabelludos con un exceso sebáceo que a veces puede impedir el normal crecimiento del pelo.

La opinión de un experto

Para este caso, o para otros en los que notemos alguna anomalía en los tipos de vello que tenemos en el cuerpo, debemos confiar siempre nuestro caso a la opinión de un profesional. En Corporación Capilar somos especialistas en todo lo relativo al pelo y al cabello, por lo que si necesitas la visión de un experto, no dudes en contactarnos sin compromiso.



Dejar un comentario