La depilación láser masculina es un tipo de depilación cada vez más extendida por su efectividad, la comodidad del tratamiento y los resultados tan rápidamente visibles. Cada vez más, los hombres se deciden por una depilación que les permite acabar con el vello de todo el cuerpo de la manera más efectiva y sencilla, sin complicaciones.

El vello del cuerpo, la incomodidad que produce al rozarse con la ropa, el sudor y sus desventajas estéticas suponen un problema cuando ya está presente en todo el cuerpo. Por eso, son muchos los que piensan en optar por tratamientos de depilación muy duraderos y rápidos.

Eliminar el vello con depilación láser

La depilación láser es elegida aquellas personas, hombres y mujeres, que quieren olvidarse de la depilación semanalmente. En el caso de los hombres, el vello corporal puede extenderse por más zonas que en las mujeres, por lo que el láser facilitaría la correcta depilación de estas áreas.

La decisión de optar por un tratamiento de depilación láser se acentúa, sobre todo, pasado el verano. Así, se aseguran de comenzar el tratamiento y deshacerse del vello antes de la próxima temporada estival.

Depilación láser masculina en la zona íntima

La depilación masculina íntima es cada vez más elegida por los hombres que quieren acabar con el vello y verse y sentirse mejor. Ya sea por estética, por comodidad o por higiene, un mayor porcentaje de hombres en los últimos años se deciden por la depilación de alguna zona delicada de su cuerpo.

Y es que el vello en esas partes del cuerpo es incómodo, provoca sudor, picores, enrojecimiento de la piel, roce con la ropa, irritación y, por tanto, malestar general. Un malestar que termina tras la depilación y se convierte en bienestar permitiendo aligerar el volumen de vello y sentirse más cómodo.

El pliegue interglúteo es una de las zonas íntimas a depilar más demandadas. Tiene mayor solicitud, sobre todo, en hombres con tendencia a sufrir infecciones en la zona por granitos o vello enquistado. La depilación láser es una forma de acabar con este problema. Así se evitará volver a sufrir los temidos abscesos y fístulas en la zona sacra que son tan incómodos y dolorosos.

La depilación con láser es menos engorrosa que otras formas de depilar, como puede ser la cera, en todas sus versiones, sobre todo en estas zonas. Existen varios tipos de láser para la depilación masculina que son asignados a cada persona según la piel a tratar y según los resultados del estudio personal realizado.

Por una parte, el láser alejandrita se utiliza para los fototipos desde II hasta IV que tienen el pelo oscuro. Es muy efectivo, y dispone de refrigeración en el disparo para que la sensación de dolor, si existe, sea menor. El láser de diodo es ideal para los fototipos desde I hasta V y pieles más oscuras. La IPL, también llamada luz pulsada, es la que permite el tratamiento de más tipos de piel y vello.

Depilación láser genital masculina

Desde hace algunos años, se pide con mayor asiduidad la depilación láser genital masculina, ya sea por razones de higiene o por la estética. Esta zona es más proclive a sufrir dolor que las demás áreas del cuerpo, ya que es más sensible.

Es por este motivo que, siempre que un hombre se decante por la depilación láser del área genital, debe acudir a una clínica profesional con personal especializado. En ella le aseguran la efectividad del tratamiento y le garantizan una seguridad.

En esta zona genital, el vello es más fuerte y más oscuro, por lo que el riesgo de quemadura es más alto. Es importante que se realicen diferentes pruebas en la zona a tratar para asegurarnos que el tipo de láser y la potencia que se va a aplicar es la adecuada.

Solo así se puede conseguir una eliminación efectiva del vello en la zona genital mediante un tratamiento seguro.

Las zonas que se pueden tratar en la depilación masculina

Existen varias áreas a tratar en la depilación láser masculina que permiten acabar con la incomodidad de tener que estar pendiente de rasurar el vello constantemente. Una de las más demandadas por los hombres para la depilación es la llamada “cuello de ejecutivo”.

Este tipo de depilación acaba con el pelo de la parte baja de la barba, en el cuello, donde empieza el cuello de la camisa. La depilación de esta zona no solo se debe a motivos estéticos, sino también a que en muchas ocasiones la barba puede producir irritaciones muy molestas, incluso mayores aún al afeitarse y dejar esa zona de piel expuesta al roce con el cuello de la camisa o de otras prendas.

Otro de los factores que pueden llevar a los hombres a decantarse por la depilación láser de cuello de ejecutivo es que tras la depilación los pelos pueden enquistarse y resultar molesto en el día a día, ya que se pueden producir picores, rojeces e irritación, siendo, además de perjudicial para la piel, un resultado estéticamente negativo.

Otra de las zonas más demandadas para la depilación masculina con láser es la zona de las axilas. Este aumento considerable de hombres que solicitan la depilación de las axilas se debe a que muchos hombres sufren hiperhidrosis, un exceso de sudor en esa zona que hace que sea muy molesto y oloroso.

Esta petición también ha aumentado debido a que muchos hombres se depilan la espalda o el cuello, y estéticamente resulta más atractivo que en las axilas no haya vello, al igual que en las demás partes del tronco donde anteriormente también lo había.

Precios de la depilación láser masculina

La depilación láser es a día de hoy asequible, efectiva y duradera. Es importante asegurarse de que se realiza un tratamiento de calidad en manos siempre profesionales que se aseguren de cuál es el tipo de láser que más conviene, de la duración del tratamiento, de la potencia de este… en un estudio completamente personalizado.  

En la depilación láser masculina es posible elegir opciones con precios muy asequibles. Por una parte, la zona inferior del cuerpo, que permite la depilación de los glúteos, las piernas enteras y el área genital; y, por otra parte, la zona superior del cuerpo, que permite depilar con láser la espalda, el abdomen, la nuca, el tórax y los hombros.

Lo habitual son bonos de depilación láser  disponibles con diferente número de sesiones para elegir según las necesidades de cada uno. Las sesiones, en el comienzo del tratamiento, deberán ser más seguidas, pero, tras varias aplicaciones de láser, se espaciarán en el tiempo.

Según el tipo de zona a tratar en la depilación láser masculina, los bonos variarán. Hay algunas más pequeñas que necesitan un menor tiempo de aplicación de láser y un menor número de sesiones, y otras que son más amplias y con el vello más arraigado, para las que se necesitan un número más elevado de sesiones de láser.

Pese al número de sesiones, la depilación láser masculina es el tratamiento más efectivo para la eliminación del vello y que tiene los mejores resultados a largo plazo.



Dejar un comentario