Aunque la depilación láser tiene cada vez más adeptos, aún sigue habiendo muchos mitos en torno a ella que no son ciertos. Que si no es segura para la salud, que si ocasiona daños en la piel, que no elimina el vello para siempre, entre otros muchos.

Descubrimos los 13 mitos sobre la depilación láser y los desmontamos una vez por todas.

13 mitos sobre la depilación láser que desconocías

1. Es un tratamiento caro

En absoluto. Y es que, aunque en principio puede parecernos caro, ya que es una inversión, a la larga nos sale más barato que otros tratamientos de depilación tradicional que estamos usando toda la vida. Con el tiempo resulta un ahorro tanto en tiempo como en dinero, además de conseguir un mayor confort.

2. Es igual en todos los centros

La depilación láser cambia mucho de unos centros a otros. Con el auge de este tipo de depilación han proliferado muchos centros con personal poco cualificado y con una aparatología de tecnología láser muy poco efectiva. De esta manera, los efectos pueden ser contraproducentes. Por eso, lo importante es que acudas a clínicas y no centros estéticos que tengan licencia de sanidad y cuenten con profesionales sanitarios cualificados, experiencia y aparatología láser de última generación.

3. Es dolorosa

Todo lo contrario. Es un tratamiento suave y tolerado por todo tipo de pieles. Tan solo se nota una pequeña sensación de calor que se contrarresta con un sistema de aire frío incorporado que puedes encontrar en las clínicas cualificadas. En el caso de pieles muy sensibles, se utiliza una crema anestésica una hora antes siempre previa recomendación médica.

4. Agrede la piel

Llevada a cabo por profesionales sanitarios en clínicas no agrede en absoluto la piel. Y es que consiste en destruir los folículos del pelo sin dañar las estructuras cutáneas.

5. Antes de las sesiones hay que rasurar el vello

No se debe rasurar excepto en ocasiones que le solicite, para ver con exactitud la extensión de vello. Tampoco se debe depilar con pinzas, cera o maquinillas. Arrancan el pelo de raíz, disminuyendo la eficacia del tratamiento.

6. No elimina el vello para siempre

Existen muchos estudios que demuestran que el láser elimina el vello para siempre. Lo que sí puede ser necesario es que te des alguna sesión con el tiempo para acabar con algún posible vello residual. Después, el crecimiento del vello es más lento, fino, claro y menos abundante. También hay que aclarar que en la cara sí puede salir vello, debido a estímulos hormonales.

7. El vello fino o rubio no se puede eliminar

Lo primero que hay que hacer es una valoración previa historia médica para ver si el vello del paciente puede ser tratado con láser. Los vellos finos y negros o castaños pueden ser tratados con láser, aunque es posible que necesite más sesiones. Con las últimas tecnologías, el vello rubio también se puede eliminar. En cambio, los vellos blancos son los únicos que no pueden ser tratados por su falta de melanina.

8. No todas las zonas se pueden tratar con láser

Todas las zonas del cuerpo se pueden rasurar. Espalda, brazos, axilas, ingles, piernas, el área facial, etc. De hecho, los médicos la indican para zonas que no pueden ser tratadas con otros métodos de depilación.

9. Provoca cáncer de piel

El láser no causa cáncer. Eso sí, personas con antecedentes de cáncer de piel deben preguntar al dermatólogo si pueden someterse a este tipo de depilación.

10. Cualquier persona puede someterse a una depilación láser

No es cierto. Personas con irritaciones, herpes o quemaduras no pueden realizarse una depilación láser. Tampoco con enfermedades cutáneas como herpes u hongos o las embarazadas, mujeres en periodo de lactancia o con diabetes. En el caso de estar tomando algún medicamento, deberán consultar al médico.

11. Se puede tomar el sol antes del láser, después no

Es cierto que tras la depilación láser no se puede tomar el sol. Se debe esperar al menos quince días y siempre consultando al especialista. Antes, no se debe tomar el sol. Entre cuatro y cinco semanas antes de la depilación no se debe tomar el sol ni rayos UVA. Tampoco, se deben usar autobronceadores. En cualquier caso, como las sesiones se realizan en intervalos de entre dos y tres meses, los profesionales recomiendan realizar una sesión antes del verano y otra después de la estación, cuando el bronceado haya desaparecido por completo.

12. La depilación láser no se puede realizar en verano

Otro falso mito. Se puede realizar en cualquier época del año. La única precaución es que la piel no esté bronceada. En el caso de tomar el sol, las partes del cuerpo como las axilas que no están expuestas al mismo se pueden depilar son problema.

13. Con tres o cuatro sesiones es suficiente

Depende del paciente de su tipo de piel y vello así como de la zona tratar, no se puede saber de antemano ya que cada persona reacciona de una forma diferente.

Y ahora que conoces los falsos mitos sobre la depilación láser, apuesta por esta depilación como la mejor solución de hoy día para eliminar el vello.



Dejar un comentario