Lavar el pelo todos los días… ¿es bueno o malo? Cuando hacemos esta pregunta, existen disparidad de opiniones, incluso entre los expertos. Tanto dermatólogos como estilistas tienen diferentes respuestas a la eterna pregunta sobre si lavar el pelo todos los días es bueno o, por el contrario, perjudica nuestra salud capilar.

La cuestión es que depende. No se puede ofrecer una solución cerrada, ya que lo ideal es adaptar la frecuencia de lavado a cada caso en concreto. Lavar el pelo a diario no es perjudicial; sin embargo, una falta de higiene capilar sí puede derivar en problemas graves para nuestro cuero cabelludo.

¿Es bueno o malo lavar el pelo todos los días?

Lo ideal es ajustar las veces que lavamos el cabello a las necesidades de cada persona. No puede lavarse con la misma frecuencia un cabello graso que uno seco, ya que el cuero cabelludo tiene unas necesidades diferentes en cada caso.

Las personas que tienen el pelo graso deben lavar frecuentemente su cabello, incluso hacerlo a diario si lo necesitan. La incomodidad y la sensación de llevar el cabello sucio no es agradable para los que tienen este tipo de cabello. De hecho, un exceso de grasa en el cuero cabelludo puede obstruir los folículos pilosos e incrementar el riesgo de sufrir alopecia, caspa, seborrea, descamación, picores e, incluso, agravar un problema de calvicie. Por ello, no lavar el pelo puede llegar a ser más perjudicial para nuestra salud capilar que hacerlo a diario.

En el caso de que tengas el pelo graso y necesites aumentar la frecuencia de lavado, es recomendable que lo hagas con la combinación de un champú específico con otro más neutro (sin parabenos, alcoholes ni sulfatos) para evitar la deshidratación del cuero cabelludo debido a los componentes químicos del champú. De este modo, conseguiremos minimizar la deshidratación del cuero cabelludo.

Si tienes el pelo seco, puedes espaciar la frecuencia de lavado y hacerlo unas dos veces a la semana. En este caso, sí debes realizar dos aplicaciones de champú, ya que el pelo no está sometido a limpieza diaria como en el caso anterior.

La forma de lavar el pelo también es importante para evitar daños innecesarios en la fibra capilar y conseguir una limpieza adecuada. El procedimiento correcto, según dermatólogos y estilistas, consiste en lavar el cuero cabelludo, no la melena. Se trata de lavar el cuero cabelludo y eliminar así la suciedad o los restos de productos de fijación. El resto del pelo se limpia con la espuma que va cayendo sobre él. En todo caso, con una pasada con las manos impregnadas de producto después de haber lavado el cuero cabelludo es suficiente para mantener el tallo limpio.

Cómo lavar el pelo graso

Como hemos comentado anteriormente, si tienes el pelo graso y quieres evitar una obstrucción del folículo y los problemas que conlleva, no tengas miedo de lavar el pelo a diario si fuera necesario. En este caso, en el que el lavado frecuente se vuelve imprescindible, es aconsejable tener en cuenta una serie de recomendaciones para lavar el pelo todos los días. Estos son algunos consejos que debes tener en cuenta:

Utiliza un prechampú o loción capilar exfoliante

Utilizar este tipo de productos previos al champú ayudarán a eliminar la grasa en exceso y limpiar el cuero cabelludo en personas con problemas de seborrea. Esto contribuirá a controlar la regulación y producción de sebo.

Lava el pelo con agua tibia

El agua caliente estimula las glándulas sebáceas y estas pueden aumentar su producción, de modo que lavar el pelo con agua tibia o fría es lo adecuado en estos casos.

Tratamientos específicos para el cuero cabelludo graso

Es importante que al menos dos veces al mes utilices tratamientos para contribuir al buen aspecto del cabello y el cuidado del cuero cabelludo. Se trata de aplicar mascarillas para el pelo graso o ampollas para la caída. La mascarilla te ayuda a mantener limpio el cuero cabelludo y eliminar la descamación. Además, aportará al pelo volumen, brillo y suavidad. Recuerda que se debe aplicar la mascarilla desde el medio hasta las puntas, nunca en la raíz.

Si tu problema de seborrea ha derivado en una alopecia, no puedes olvidar tratarlo con tratamientos específicos para la caída, como champús, lociones o ampollas en las primeras frases, o un asesoramiento profesional en aquellas que están más avanzadas. Tener constancia y utilizar productos específicos es fundamental para prevenir o solucionar estos problemas.

Hábitos alimentarios para mejorar la salud capilar

Hay una serie de alimentos que ayudan a cuidar el aspecto de nuestro cabello, no solo para equilibrar la producción de sebo, sino también para prevenir la caída y mejorar su aspecto. Los frutos secos son ricos en aceites y elastina; las verduras de hoja verde como las espinacas, aportan hierro y vitaminas para fortalecer el cabello y mejorar la circulación sanguínea; las zanahorias, gracias al aporte de Vitamina A, fortalecen el cuero cabelludo y, por supuesto, toda la fruta nos aporta minerales, vitaminas y antioxidantes necesarios para nuestro cabello.

Malos hábitos para tu salud capilar

Las prácticas perjudiciales para la salud, como el consumo de alcohol o de tabaco, también pueden influir en el aspecto de nuestro pelo, volviéndolo deshidratado, sin brillo y afectando a la circulación sanguínea del cuero cabelludo.

Alternativas naturales a lavar el pelo con champú, ¿sí o no?

Las personas que sufren de un problema de seborrea en su búsqueda del remedio perfecto para luchar contra la grasa, o al menos reducir su cantidad, en ocasiones recurren a soluciones tan atípicas como lavar el pelo con bicarbonato, vinagre, CocaCola o, incluso, solo con agua.

Unas soluciones que, aunque en un primer momento puedan parecer efectivas y dar como resultado un pelo con brillo y limpio, pueden traer consigo problemas e infecciones en el cuero cabelludo. Lo aconsejable para este tipo de problemas es siempre recurrir a profesionales y utilizar productos y tratamientos de cuidado específico.

Lavar el pelo con bicarbonato

El bicarbonato tiene un ph más alcalino que el de nuestro cuero cabelludo, por ello, puede provocar irritaciones o incluso descamación en la piel de la zona.

Lavar el pelo solo con agua

La tendencia no-poo, puesta de moda por muchas celebrities, consiste en lavar el pelo todos los días sin champú, únicamente con agua. Esta forma de lavar el pelo surgió para evitar exponer al cabello a la constante aplicación de productos y sustancias que contienen los champús. Esta alternativa natural no es perjudicial para el pelo, porque al no utilizar producto no puede hacer daño, pero el objetivo del champú es limpiar la grasa y si no lo utilizamos y nos limitamos a mojar el pelo, no estaremos consiguiendo nada.

Lavar el pelo con vinagre

Según algunos estilistas, el vinagre elimina la grasa de las raíces y aporta a la melena un aspecto más ligero. Sus efectos en el cabello son reales, pero a largo plazo, la acidez del vinagre (si se utiliza de manera habitual) puede provocar irritación en el cuero cabelludo y derivar en un problema de pitiriasis.

Se puede considerar como una alternativa para los que quieran “descansar” del champú algún día de la semana, pero no recomendada por profesionales. Siempre es mejor recurrir a productos específicos que están pensados para tratar una necesidad concreta.

Lavar el pelo con CocaCola

La modelo y actriz inglesa Suki Waterhouse fue la encargada de difundir esta excentricidad, declarando en una entrevista que lavarse el pelo con este refresco era uno de sus trucos de belleza.

La CocaCola tiene un ph muy bajo, por lo que tenderá a secar el cabello. De ahí puede venir la creencia de que este producto es bueno para eliminar la grasa del cabello, porque en un primer momento el resultado a la vista puede ser el de un pelo menos graso. La realidad es que si se utiliza este producto como alternativa al champú se puede llegar a un nivel de deshidratación del tallo capilar que dará un aspecto pajizo y seco a nuestro pelo y nos obligará a nutrirlo más o cortarlo para eliminar las partes en peor estado.

Lavar el pelo todos los días no es perjudicial si nuestro cabello así lo requiere, como en los problemas de seborrea o pelo graso. La utilización de productos de tratamiento específicos y los consejos y recomendaciones de profesionales se vuelven primordiales para evitar agravar el problema y entrar en otras complicaciones más molestas como caída del cabello, descamación del cuero cabelludo o alopecia prematura.



Dejar un comentario