Uno de los problemas más manidos en las personas es el crecimiento del vello, con mayor o menor velocidad según la persona. La depilación láser realizada por profesionales es una solución definitiva para este problema.

¿Por qué crece el vello?

Como mamíferos, tenemos tendencia a que nos crezca el vello, aunque con distintos ritmos en función del sexo y la edad. De hecho, este mecanismo de protección se remonta a época prehistórica.  Generalmente, el vello empieza a crecer en axilas y zona íntima a partir de la adolescencia, sin detenerse a partir de ese momento. También hay que indicar que crece más en los hombres que en las mujeres salvo en los casos de hirsutismo. Los ritmos son más rápidos y, por lo tanto, las respuestas que se suelen dar son diferentes. Por otra parte, conviene que tengas en cuenta que, por constitución, el vello puede cambiar dependiendo de cada persona.

El vello nació inicialmente como un mecanismo de protección del cuerpo humano para evitar infecciones y conservar la temperatura. Probablemente, heredamos estos caracteres de los primeros homínidos. Lo que sucede es que, llegados a cierto punto, no tenemos esas necesidades. En las últimas generaciones, las personas tienden a nacer con menos vello, pero aún sigue siendo más del necesario. Por lo tanto, es conveniente entender que el crecimiento del vello se debe a una cuestión genética. Ahora bien, la capacidad que tiene el ser humano de protegerse ante el frío o las infecciones por otros medios lo ha convertido en innecesario. En muchas ocasiones, el vello supone un problema para la transpiración, más que otra cosa. Esta es la razón por la que millones de personas desean eliminarlo.

Hay que decir que, en contra de lo que se piensa, la depilación ya es una costumbre muy antigua. Existen testimonios documentados en el Antiguo Egipto, Grecia  Roma. Lo que sucedía es que, en aquellas épocas, únicamente las élites privilegiadas podían acceder a estos servicios y tenían tiempo.  También en la Edad Media en los países árabes y en el Renacimiento en Europa se popularizaron estas técnicas. Hay que decir que hoy el acceso se ha popularizado y, en consecuencia, tienes más posibilidades de acceso. Si quieres deshacerte del vello, tienes la posibilidad de hacerlo.

Pros y contras de la depilación convencional

La depilación con maquinilla, cera o cuchilla son los métodos tradicionales para eliminar el vello. La depilación ha tenido una razón de ser estética, pero hoy también responde a otros motivos. Ten en cuenta, por ejemplo, que una persona que se depila pasa menos calor. Es, también, una forma de ganar en presencia y, en consecuencia, de mejorar tu autoestima. Finalmente, también responde a una cuestión de comodidad porque evitas perder horas y horas en la depilación. En los últimos años, un número creciente de personas ha apostado por estos métodos y la depilación láser.

Ha funcionado relativamente bien, pero tiene algunos efectos indeseables que conviene evitar. Primero, la irritación que se puede provocar y que requiere un tratamiento. Segundo, los posibles fallos por el desconocimiento de la técnica. Tercero, en el caso de la cera, lo doloroso que puede llegar a ser. Todos tenemos en la cabeza la imagen de una persona untando de cera su pierna, tirando de la misma y aguantando una mueca de dolor. Y todo esto obviando el tiempo que se perdía en la preparación de todo el proceso.

Curiosamente, y aunque estas técnicas las utilizaban las mujeres por cuestiones de estética, cada vez hay más hombres que se depilan. Aunque ya hace décadas que algunos deportistas se depilaban las piernas para transpirar mejor, hoy también hay hombres jóvenes que apuestan por la depilación por motivos estéticos. Podemos decir, sin temor a equivocarnos, que optar hoy por la depilación es una opción unisex. A partir de la mayoría de edad, cuando el organismo está plenamente desarrollado, se puede utilizar esta opción.

La depilación láser

La depilación láser es una técnica sobre la que hay muchos mitos, y la mayoría son falsos. En primer lugar, y este punto es fundamental, es una técnica inocua. Solo en los casos de reacciones acreditadas por un facultativo habría que considerar la posibilidad de no realizarlo. Además, el principal beneficio que provee es que, en pocas sesiones, eliminarás el vello para siempre. Por este motivo, es un método demandado cada vez más, porque a largo plazo ganas en ahorro y en comodidad. Si lo realizas con profesionale, tiene varios beneficios.

Como principio general, eso sí, has de tener en cuenta dos cuestiones para evitar problemas. Primero, que solo se puede eliminar el vello negro o castaño, siendo imposible en personas rubias. En segundo lugar, que si bien el proceso es indoloro, durante unos días tendrás que evitar tomar el sol en la zona tratada. El sistema permitirá, poco a poco, ir eliminando el folículo piloso e impidiendo que el vello vuelva a aparecer. Si eliminas la raíz que permite que crezca el vello, este no vuelve a aparecer. Es tan simple como eso, sin más complicación. Por lo tanto, hablamos de un sistema altamente efectivo y rápido.

Una ventaja añadida, además de la desaparación del vello, es que la piel queda tersa y sin ningún tipo de marca. Los tan temidos efectos secundarios son, más bien, cosa el pasado. Hoy en día, se tiene una idea bastante exacta de hasta dónde tiene que llegar el tratamiento. Con los debidos cuidados después de cada sesión, que puedes realizar en tu casa y sin alterar tu vida diaria, el resultado será óptimo. Este es otro motivo por el que la depilación láser se ha convertido en una opción para millones de personas adultas de cualquier sexo y condición.

¿Cómo hacer tu depilación láser?

Aunque parece obvio, conviene recordar que cada persona es un mundo y tiene sus necesidades específicas. Por este motivo, el primer paso es concertar una cita para que un profesional te indique qué técnica te resulta más conveniente. No es lo mismo eliminar el vello de la cara que el de los brazos, axilas, piernas o zona íntima. Si tienes algún tipo de sensibilidad, convendrá saberlo para ver qué es lo que mejor te va. No se trata de realizar una intervención sin sentido, sino de saber hacerla bien y que no sea contraproducente.

La evolución natural en estos casos consiste en hacer un estudio. Se ve cuál es la zona que hay que tratar y se decide cómo actuar en base a las dificultades objetivas, pero también a la salud del paciente. Se comprueba si hay algún tipo de alergia o contraindicación específica. Si no es posible la depilación láser, existen otros métodos alternativos que podemos realizar en Corporación Capilar que son compatibles. Así que esta fase es fundamental para tener bases sólidas a la hora de realizar el tratamiento. No conviene, pues, que te extrañe si no te lo confirman al minuto.

Una vez decidido el tratamiento, toca hacer las sesiones. Variará dependiendo del caso, pero suelen ser entre 4 y 5, dejando un periodo de unas semanas de reposo entre las mismas. De esta forma, evitamos el riesgo de quemaduras y de que la piel se resienta. Como ya se ha realizado previamente un estudio, cuando se realicen las sesiones tenemos garantías de que el vello no vuelve a crecer. Podemos decir, como regla general, que en un máximo de un año, la depilación láser elimina tu vello corporal de raíz. Adiós a las cuchillas, las maquinillas y las molestias que venían después.

La depilación láser en Corporación Capilar

En Corporación Capilar somos conscientes de la importancia de nuestro trabajo, y tenemos una amplia experiencia que nos avala. Además, contamos con el aval de varios gobiernos autonómicos, como el de Madrid, Andalucía y Catalunya. Otros organismos de la salud también acreditan nuestro buen hacer. Siempre que hagas algo relacionado con tu salud, tienes que exigir el concurso de los mejores profesionales del sector. Este es un punto con el que puedes contar en Corporación Capilar. La garantía de un buen servicio es una de nuestras premisas porque consideramos que es la mejor promoción. El boca a boca de nuestro buen hacer es nuestra publicidad.

Otra cuestión que has de tener en cuenta es que nuestros tratamientos cuentan con una continua supervisión del equipo médico. Tienes que tener en cuenta, pues, que no solo tendrás una garantía escrita, sino la certeza de que controlan la evolución. De esta manera, ganas en tranquilidad. Todos nuestros profesionales tienen la calificación necesaria y titulación para ejercer. Además, cuentan con formación suficiente para atender cualquier tipo de contingencia que se presente. Sabemos que no basta con poseer una tecnología eficaz, sino que también es necesario cuidar el capital humano.

Nos puedes encontrar en nuestros centros de Barcelona, Madrid y Sevilla. Te atendemos de lunes a sábado y contamos con cabinas individualizadas para los tratamientos. Pide cita y te informaremos con más detalle de todas las posibilidades que te ofrecemos. Hoy puedes eliminar el vello para siempre porque, afortunadamente, hoy existen soluciones definitivas.

 



Dejar un comentario