¿Las gorras provocan calvicie?

las gorras producen calvicie
Share on facebook
Share on twitter

¿Qué hay de cierto en que las gorras producen calvicie? Es una pregunta que millones de personas se han hecho durante muchos años, con tantas respuestas y tan dispares que, incluso, acaban adentrándose en el terreno de los falsos mitos o de las leyendas urbanas.

¿Es verdad que las gorras producen calvicie o es un mito?

Decir que llevar gorra provoca calvicie sería una afirmación incorrecta. Lo mismo podemos señalar acerca de los gorros o sombreros, entre otros complementos estéticos para la cabeza. Por qué salen calvas en el pelo es una pregunta más relacionada con otros factores como, por ejemplo, el hereditario de la alopecia androgenética, los psicológicos o los asociados a los accidentes.

Por consiguiente, las causas originales de una alopecia no se encuentran en el uso de estas prendas. Otra cuestión diferente es que el empleo de las gorras y los gorros pueda empeorar un cuadro de alopecia. Se trata de un escenario más que posible, pero, en todo caso, depende de un mal uso de los accesorios y no de la naturaleza concreta de estas prendas.

¿Por qué se han extendido ciertas creencias?

Se podría afirmar que, históricamente, han existido toda una suerte de argumentaciones para justificar el rumor, infundado, de que los gorros, sombreros o gorras provocan calvas en el pelo en las mujeres y hombres que los usan. En la actualidad, ya existen medios y estudios suficientes para desmentir dicha creencia.

El argumento que se ha empleado sistemáticamente como crítica a las gorras y los gorros ha sido la falta de oxigenación del cabello. El pelo requiere oxígeno para completar con éxito sus ciclos de crecimiento naturales.

Mucha gente creía que esta aportación la recibía del aire, por lo que la gorra, al separar los pelos de este medio, imposibilitaría su oxigenación.

No obstante, lo que desconocían quienes sostenían esta teoría acientífica es que el pelo no obtiene el oxígeno del aire, sino de la circulación sanguínea. En consecuencia, resulta indiferente que el cabello permanezca en contacto con el aire para poder transpirar.

Así mismo, se han popularizado otras teorías acerca de los efectos negativos de las prendas para la cabeza.

Entre ellas, destaca la relativa a los cascos que utilizaban los soldados que participaron en la II Guerra Mundial. Un alto porcentaje de ellos retornaba de los frentes con incipientes calvicies (como la típica en el pelo de la coronilla).

No obstante, estas no se debían, como tanta gente creía, al uso de los cascos. Simplemente, se producían por el estrés al que habían estado sometidos y por regresar a sus lugares de origen a unas edades en las que se evidencian los primeros problemas capilares.

Los efectos beneficiosos para el pelo del uso de la gorra

Por el contrario, usar gorras y gorros también tiene efectos positivos para el pelo.

Tengamos en cuenta que los agentes externos lo desgastan e inciden en el empeoramiento de su calidad. El gorro, por ejemplo, resulta muy útil para proteger el pelo del viento del invierno, que es perjudicial para su salud.

Por su parte, una gorra supone una buena protección contra los rayos UVA y UVB. Y es que, si estamos expuestos a ellos durante largo tiempo y en las horas centrales del día, corremos el riesgo de que el cabello se tueste, se seque y pierda su brillo natural.

¿Qué usos de la gorra perjudican al pelo?

Como con todo, no se debe hacer una utilización irresponsable de estos accesorios. Estas son algunas pautas que hay que cuidar a la hora de llevar complementos en la cabeza:

  • El gorro debe ser de la talla adecuada. Ni demasiado grande, dado que provocará roces que dañarán el pelo, ni demasiado pequeño, puesto que apretará y aplastará el pelo.
  • Hemos de tener cuidado con el material de la gorra. Por ejemplo, no nos interesa un plástico que implique que el pelo se pegue o se enganche (perderíamos cabellos por arrancamiento) ni un género que dé demasiado calor y provoque sudor. Lo mejor son los materiales transpirables.
  • El sudor referido en el anterior punto hace que se acumulen sebo y caspa. Estas concentraciones resultan dañinas para el folículo piloso, ya que contribuyen a taponarlo y a propiciar su atrofia. Por eso, desaconsejamos a las personas con pelo grasiento que vistan gorras.
  • No hemos de ponernos estos accesorios con el pelo mojado. Demasiada humedad en un espacio tan pequeño favorece la putrefacción de la raíz del cabello.
  • Tanto el pelo como la prenda han de estar limpios cuando entren en contacto.
  • Hemos de quitarnos estos accesorios en lugares cálidos o con calefacción, puesto que se generaría el no deseado sudor en el pelo.

El tratamiento para las calvas en el pelo

Para concluir, cabe señalar algunos de los que se han considerado como el mejor remedio para la caída del pelo, en aquellos casos en los que necesitemos fortalecer su crecimiento:

  • Minoxidil. Un medicamento de uso tópico que mejora la circulación sanguínea.
  • Finasterida. Un fármaco que se toma por vía oral y retrasa los efectos de la calvicie.
  • Láser. Para estimular la circulación sanguínea.
  • Plasma rico en plaquetas. Una inyección de principios activos en la piel que mejora el funcionamiento celular.
  • Champús. Que tengan propiedades anticaída y antiseborreica.

En definitiva, no es cierto que las gorras producen calvicie. El uso de gorras y gorros no tiene incidencia directa en la alopecia: tomando las precauciones ya señaladas y con el mantenimiento adecuado para un pelo sano, podremos ponernos todo tipo de complementos con tranquilidad.

Publicado por:
Corporación Capilar
Corporación Capilar
Clínica Dermatológica en Madrid, Sevilla y Barcelona
Suscríbete GRATIS a nuestro blog
Solicita tu primera consulta GRATUITA y sin compromiso

Llámanos al teléfono GRATUITO 900 902 203 o déjanos tus datos y nosotros te llamamos GRATIS.
Además…

Corporación Capilar le informa que los datos de carácter personal que nos proporciona rellenando este formulario, serán tratados por Instituto Médico Español Estética Avanzada, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para poder enviarle nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación siempre se debe realizar a través del consentimiento del interesado. El hecho de que no introduzca los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios, podrá tener como consecuencia que no se pueda atender su solicitud. Podrá ejercer sus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de los datos en cualquier momento en consulta@corporacioncapilar.es. Revise la información adicional sobre Protección de Datos en nuestra Política de Privacidad.

Cerrar menú
×
¿Ya te vas?

Suscríbete GRATIS a nuestro blog y no te pierdas ningún artículo