La alopecia es un problema que padecen millones de personas en todo el mundo y las causas son diversas. Por este motivo, es conveniente tener una idea para poder atajar los problemas que se presenten.

Cómo se manifiesta la alopecia en los hombres

La alopecia se manifiesta de formas diferentes, dependiendo de las circunstancias personales. En los casos más extremos, ya en la infancia puede haber problemas de calvicie evidentes. Sin embargo lo más habitual es que, durante el tránsito de la adolescencia a la edad adulta, se empiecen a manifestar los síntomas. Es importante señalar, sin embargo, que estos procesos se pueden experimentar con 30 o 40 años ya cumplidos y sin precedentes, por varios motivos. Como principio general, hay que decir que la alopecia se puede manifestar en personas de cualquier edad.

En la alopecia masculina lo normal es que los hombres empiecen a tener las llamadas entradas, zonas sin pelo que van aumentando a medida que pasan los años. En otros casos, también empezarán a tener claros en la llamada coronilla. El proceso puede ser más o menos acentuado, dependiendo de la persona y puede durar más o menos tiempo. Tendremos casos donde será suficiente con un microinjerto y otros donde se necesitarán técnicas integrales. También pueden existir algunos casos de caída repentina de grandes cantidades de cabello, aunque no son tan comunes. De todas formas, este fenómeno se da cada vez en edades más tempranas. Por este motivo, los demandantes de este servicio son cada vez más.

¿Y en las mujeres?

En las mujeres, estas situaciones suelen ser más sutiles y, difícilmente, se ven a simple vista en la juventud. No está tan generalizada como en los hombres, aunque en los últimos años se han multiplicado los casos. Ahora bien, hay algunas pistas, como el hecho de que queden más pelos en el cepillo. A partir de cierta edad este tipo de problemas se dan con más frecuencia, relacionados con el modo de vida. Es significativo el caso de mujeres en la treintena que empiezan a experimentar los síntomas, mientras que antiguamente la mayoría de los casos eran en personas maduras.

En el artículo explicamos las principales causas por las que se manifiesta la alopecia, que es un fenómeno complejo.  De todas formas, hay que indicar que existen otros factores externos, como la contaminación, que influyen. Posteriormente, te indicaremos cómo se puede prevenir o tratar una vez que se haya manifestado.

La alopecia como fenómeno complejo

Hay que tener en cuenta que la alopecia siempre ha existido aunque, hoy, la incidencia de estos casos es significativamente mayor.  El actual ritmo de vida influye decisivamente, de ahí que sea un factor a valorar. Por lo tanto, este fenómeno no lo podemos achacar a un único motivo, sino que tendremos que buscar varias posibles causas. Además, es importante indicar que, en algunas situaciones, el fenómeno se puede deber a varios motivos combinados. Además, y esto es fundamental, cada organismo reacciona de forma diferente ante un estímulo. Así que conviene relativizar las explicaciones simples. Si no tienes la certeza, puedes visitar un centro especializado donde se podrán estudiar los distintos motivos que causan la alopecia. Aquí sugerimos posibles causas de la alopecia masculina y femenina.

La producción de hormonas

Aunque la alopecia es un fenómeno que se da en ambos sexos, tiene mayor incidencia en los hombres. Esto se debe a que la producción de testosterona, la principal hormona sexual masculina, puede favorecer la caída del cabello en personas que ya tengan una predisposición genética. Eso sí, es importante señalar que ese fenómeno no es generalizado y que dependerá de cada caso. De hecho, esta causa es secundaria y, cuando hay relación entre la testosterona y la alopecia, se debe a un desequilibrio. En condiciones normales, la idea de que la testosterona hace perder el pelo no es más que un mito. También el concurso de determinadas hormonas en el cuero cabelludo puede influir en los fenómenos de alopecia. Como regla general, hay que atender ambos casos.

La genética

El descubrimiento del genoma humano ha permitido confirmar algo que, intuitivamente, ya podíamos concluir. La herencia genética supone heredar determinados caracteres físicos, y la falta de cabello es uno de los más generalizados. Si preguntamos a nuestros abuelos, no les suele extrañar que un hijo sea calvo si ha conocido a un padre que lo era, y establecen una relación causal. Por lo tanto, y en ocasiones, la alopecia es hereditaria porque ya la habían padecido nuestros ancestros. Cuando esto sucede, es importante que localicemos el factor para poder realizar el tratamiento adecuado. Si somos conscientes de que tenemos más posibilidades, también sabremos cómo hay que tratar el problema y le quitaremos dramatismo. Sí es importante señalar que tiene solución.

El estrés

Aunque no es nuestra intención realizar diagnósticos, sí es cierto que el estrés está relacionado con determinadas reacciones físicas, y la caída del cabello es una de ellas. Hay que recordar que las situaciones de estrés son reacciones adaptativas del cuerpo ante lo que considera un peligro. Aunque sean momentáneas, sí suponen un desequilibrio homeostático que hay que recuperar. Por esta razón, es habitual que las personas con nervios o ansiedad experimenten este problema en mayor medida que otras. También hay que indicar que, aunque tengas la capacidad de mantenerte en equilibrio psicoemocional, se pueden dar estas situaciones. Uno de los puntos importantes es que, cuando realices una entrevista con un profesional, indiques esta cuestión si la intuyes.

La alimentación

Ingerir una dieta equilibrada no solo es bueno para tu interior, sino también para tu exterior y tu cuerpo. Un régimen que incluya determinadas vitaminas va a contribuir a la salud de tu cuero cabelludo. Por contra, el exceso de grasas influye negativamente en los casos de alopecia. Por estos motivos,  la alimentación es un factor que puede influir en la alopecia. De todas formas, hay que decir que esto se da en casos donde la persona es especialmente reactiva. Nuestro consejo es que, si sigues un determinado régimen, consultes esta cuestión con el especialista porque es posible que algún componente influya. Recuerda que cada metabolismo es diferente, de ahí que es conveniente que te conozcas bien.

Los productos que se utilizan

Un elemento que has de considerar es que, en muchos casos, un champú que no sea el adecuado puede contribuir a la caída del cabello. Hasta hace poco, se utilizaban de forma indiscriminada determinados productos de higiene que no eran convenientes, sobre todo en el caso de los hombres. Por este motivo, nos encontrábamos con personas de 25 años con una calvicie incipiente. Por otra parte, y esto es común en los casos de alopecia femenina, hay que consultar qué tipo de productos se van a utilizar cuando vayas a hacerte mechas o tintes porque pueden ser perjudiciales. Aunque en las mujeres suele tardar más en manifestarse este fenómeno, es igualmente importante. También es cierto, para ser honestos, que están apareciendo fabricantes de productos de cosmética que tienen en cuenta este factor.

Prevención de la alopecia

La alopecia se puede prevenir en algunos casos o retrasar. Como en otras facetas de la vida, los buenos hábitos son importantes, de manera que es bueno que los tengas presentes. Utilizar productos de higiene personal adecuados para tu cabello contribuirá a ralentizar la caída, por ejemplo. Por otra parte, evitar determinados tintes o acciones en el pelo si lo tienes sensible también ayudará. Finalmente, y en algunos casos, los hábitos alimenticios saludables también contribuirán decisivamente. De todas formas, es importante que seas honesto y que tengas presente que, si tienes predisposición genética, se te acabará cayendo, más tarde o más temprano. Ser realista es fundamental para poder tomar decisiones maduras cuando sea necesario y, de esta forma, no perder el tiempo ni el dinero. Además, has de ver con positividad que, hoy, luchar contra la calvicie es posible.

Tratamiento de la alopecia

Una vez que se ha manifestado la alopecia como un problema que hay que tratar, hay que hacer, antes que nada, un estudio. Es fundamental tener presente que no todos los métodos sirven para todas las personas. Por supuesto, huelga decir que conviene que este trabajo lo hagan especialistas en la materia para poder tomar decisiones acertadas. En cuanto al tratamiento, los microinjertos son una solución cuando la alopecia se manifiesta en determinadas zonas. Se traslada cabello para evitar los claros. Es una técnica interesante si el problema está localizado. La ventaja de esta solución es que no solo se plantea el trasplante sino, también, la forma de evitarlo a corto plazo.

En cualquier caso, lo importante es que, cuando quieras realizar esta intervención, lo hagas con personal cualificado. No solo por conseguir un resultado profesional, sino también por cuestiones de higiene y responsabilidad. En Corporación Capilar estamos especializados en este tipo de situaciones y te podemos ayudar. Si buscas un lugar donde arreglar tu pelo, esta es una opción interesante que puedes considerar. Pide cita con nosotros y te informaremos con más detalle de las posibilidades que te ofrecemos. Recuperar tu cabello y autoestima es posible.

 



Dejar un comentario

uno + veinte =