En los últimos tiempos, los profesionales que trabajan en el sector de la depilación láser están siendo testigos del incremento en el número de menores de edad interesados en este tratamiento, pero ¿la fotodepilación para menores es adecuada?.

Ante esta realidad, las asociaciones profesionales reclaman una regulación para estos casos, con el fin de preservar la salud de los más jóvenes. Los menores precisan más cuidado y atención a la hora de llevar a cabo un tratamiento de depilación láser, ya que su piel es más frágil y susceptible ante un uso no profesional del láser.

¿Es efectiva la fotodepilación para menores?

La depilación láser puede realizarse a partir de los 12 años en el caso de las chicas, siempre tras su primer periodo, y 18 en el caso de los chicos.

Existen centros de depilación láser que prefieren evitar las complicaciones que implica el tratamiento de un menor y optan por realizar el tratamiento solamente a personas mayores de 18 años. Sus argumentos son que a edades tempranas los folículos pilosos no están bien desarrollados y el vello vuelve a salir, por lo que la depilación no resulta efectiva.

Podemos decir que no existe una edad mínima establecida para empezar con la depilación láser. Sin embargo, la fotodepilación para menores se vuelve más efectiva cuando la niña cumple los 17 años y el niño los 20. Algunos expertos adelantan la edad mínima si se dan causas justificadas como un exceso de vello en el menor.

Precauciones en la depilación láser para menores

En caso de que definitivamente el menor se someta a la fotodepilación, los expertos recomiendan a los padres realizarla bajo una estrecha supervisión médica. Por lo tanto, desaconsejan acudir a centros que carecen de personal médico.

Otro inconveniente que presentan los centros estéticos no especializados es que sus aparatos láser no son de uso médico. Además, carecen de los sistemas de seguridad que sí tiene el láser médico. Una mala aplicación aumenta el riesgo de provocar quemaduras en la piel del paciente. También puede producirse el conocido “efecto paradójico del vello”, que en lugar de eliminar el vello, estimula su crecimiento.

 

Fuente: Agencias y Medios Especializados



Dejar un comentario