El exceso de vello se ha convertido en un problema estético de primer orden cuya patología o alteraciones, desde el punto de vista médico, necesitan un diagnóstico dermatológico preciso. Esto no es sólo para obtener unos resultados de éxito en su tratamiento, sino porque, incluso, nos puede llevar a diagnosticar enfermedades de las que puede ser marcador.

Por ello, el conocimiento de los cuadros que cursan con aumento del vello corporal se hace imprescindible para su tratamiento. Estos son algunos de los más remarcables.

Hipertricosis

Se define como el crecimiento del pelo en cualquier parte del cuerpo en cantidad y grosor excesivos.

Puede tener una distribución universal o localizada, afectar a ambos sexos, y ser debido a un doble mecanismo:

a) la conversión de vellos en pelos o

b) el aumento de la densidad del vello.

Clasificación de la hipertricosis

La hipertricosis se clasifican en:   

  • Hipertricosis generalizada: lanuginosas congénitas o adquiridas; generalizada congénita, universal o prepuberal (durante la infancia), y generalizadas congénitas asociadas desde a dismorfismos faciales o a retraso     mental.
  • Hipertricosis localizada: congénitas (Nevus melanocíticos congénitos y adquiridos); Melanosis de Becker,  Hipertricosis Nevoides primarias, como por ejemplo, el síndrome del codo piloso, y secundarias asociadas a alteraciones de grasa, músculo, hueso… Por último, la hipertricosis espinal -cola de Fauno, marcador frecuente de espina bífida.
  • Hipertricosis adquirida: por múltiples traumatismos cutáneos directos, procesos inflamatorios crónicos o de causa yatrogénica.
  • Hipertricosis de cejas y pestañas: Sinofridia o unicejos, tricomegalia de pestañas congénita o adquirida.
  • Hipertricosis sintomática: que, a su vez, se dividen en 3 tipos, Genodermatosis con hipertricosis que suelen tratarse de mutaciones nuevas, las que son signos de enfermedades sistémicas o dermatológicas, y las de causa yatrogénica medicamentosa.
  • Tratamiento: cuando exista una causa desencadenante, como en las yatrogénicas, la supresión de la causa determina la regresión de las sesiones, pero en la mayoría de las ocasiones, el tratamiento etiológico no puede realizarse.

Como se trata de un efecto andrógeno-independiente, no es factible utilizar tratamiento médico vía oral. En estos casos, la terapia queda absolutamente en el campo de la depilación láser como arma definitiva.

Hirsutismo

Se define como la presencia en la mujer de pelo y vello de características y distribución masculina. Está producido por un aumento de los niveles de andrógenos o una mayor respuesta o sensibilidad en los receptores del órgano diana folicular, por lo que no puede ser observado antes de la pubertad.

Este aumento de andrógenos puede proceder de distintos sitios, aunque los más habituales son ovarios (Androstendiona) y cápsulas suprarrenales (DHEAs).

Clasificación del hirsutismo

  • Hirsutismo constitucional o familiar (síndrome SAHA): cuando las anormalidades hormonales son mínimas o no existen. Cursa además con seborrea, acné, hirsutismo y alopecia. Una variante es el tipo HAIRAN, caracterizado por resistencia a la insulina y acantosis nigricans, además de hiperandrogenismo. Si hay discreto aumento de prolactina, otra variante es SAHA por hiperprolactinemia.
  • Hirsutismo de origen ovárico: incluye el síndrome de ovario poliquístico o de Stein- Leventhal, Hipertecosis o por tumores ováricos.
  • Hirsutismo suprarrenal: por hipercortisolismo (sd de Cushing), hiperplasia suprarrenal congénita, o por un tumor suprarrenal.
  • Hirsutismo hipofisario: por aumento de ACTH o LH, debido a Adenomas hipofisarios, drogas psicógenas de uso prolongado, anticonceptivos, o por elevación de hormonas tiroideas.
  • Hirsutismo hepático: por disminución de la proteína transportadora de hormonas sexuales (SHBG) que se produce en el hígado, generando mayor nivel de Testosterona libre y su conversión a DHT.
  • Hirsutismo por producción de hormonas ectópicas: en ciertos tumores que pueden provocar hirsutismo.
  • Hirsutismo yatrogénico: por uso en mujeres de esteroides anabolizantes.
  • Hirsutismo por fallo de conversión periférica de andrógenos a estrógenos, tanto en ovarios como en órganos periféricos.

Exploración y diagnóstico del hirsutismo

  • Con la presencia de ciertos signos, como acné, alopecia androgenética, alteraciones menstruales (ciclos de menos de 21, mayores de 35 días de duración, o ausencia de regla durante 3 meses en los 2 últimos años), atrofia mamaria, esterilidad.
  • Se tipifica según la graduación de Ferriman y Gallwey en 9 localizaciones: labio superior, mentón, tórax, línea alba, pubis, brazos, muslos, espalda superior, región sacra, glúteos. También se puede percibir en el periné, área cigomática, zona baja de la mandíbula y cuello, y 4 niveles de intensidad en cada localización.
  • Localización de vello en areolas, laterales de la cara y cuello. Suele ser hirsutismo de procedencia ovárica. Cuando la localización es central, distribuyéndose desde pubis a mentón, a través de abdomen y región intermamaria, el origen suele ser suprarrenal. Sólo en la región lateral de la cara y espalda suele tener una causa yatrogénica.
  • Para estudiar este caso, se solicitará una analítica con Testosterona libre, 5-DHT,17 OH Progesterona, DHEAs, Androstendiona, Prolactina, SHBG, Glucurónido de androstanodiol y PSA, que es un marcador de hiperandrogenismo.

Tratamiento del hirsutismo

Dependiendo del origen del hirsutismo, podemos hacer la siguiente clasificación:

Ovárico: Anticonceptivos (Diane)*, Antiandrógenos (Flutamida), y Antihiperglucemiantes (Metformina) en HAIRAN.

Suprarrenal: Corticoides (Dexametasona), Antiandrógenos ( Androcur, Espironolactona, Flutamida, Cimetidina, Finasteride, Dutasteride)

Hipofisario: en hiperprolactinemia: Bromocriptina y Cabergolina.

* Los anticonceptivos con etinilestradiol aumentan la SHBG lo que provoca la disminución de Testosterona libre, modifica la unión de 5 DHT con su receptor, y, en bastante tiempo de uso, disminuye la actividad de la 5 alfa reductasa. Por último, a altas dosis disminuye la secreción de LH.

Por último, este tratamiento médico se hará siempre asociado a terapias de depilación láser, asegurándonos ya un mayor control y evolución del vello tratado.

En definitiva, estos son dos cuadros que cursan con manifestaciones muy parecidas en cuanto al vello; sin embargo, es importante distinguir en la consulta médica para que con el tratamiento adecuado, la depilación láser suponga un tratamiento convincente y en muchos casos definitivo.

 

Dr. David Muñoz

Médico-Estético



Dejar un comentario