Los problemas de caída de pelo pueden llegar a suponer graves consecuencias en aquellos que los padecen, siendo esto un motivo por el cual la autoestima puede verse notablemente afectada. Sin embargo, gracias a las diversas y avanzadas técnicas con las que contamos hoy en día, es posible hacerle frente a la alopecia y volver a sentirnos seguros a la hora de mirarnos al espejo. Como sucede con todo, esto tiene sus fases y conocerlas nos ayudará a no desesperar esperando resultados: esta es la evolución del injerto capilar.

La evolución del injerto capilar

Para comprobar los resultados definitivos de un injerto capilar con el método FUE, es preciso que transcurra un año. Es por esto que no debemos desesperar esperando que se obre un milagro, puesto que no ocurrirá. Debemos tener paciencia y tomar consciencia de que se trata de un proceso con unos tiempos inamovibles, pero esto no significa que el injerto no tenga su efecto.

Conocer la evolución del injerto capilar mes a mes y saber los distintos efectos que se apreciarán en el paciente que se somete a ello es esencial para poder llevar una recuperación tranquila y con absoluta confianza.

El injerto capilar después de un mes

En la mayoría de los casos, los usuarios notarán una hinchazón leve en el área tratada. Esto suele manifestarse durante el tercer día, y desaparecerá por completo durante el sexto día. Asimismo, pueden observarse pequeños coágulos de sangre cerca de las áreas de incisión, los cuales, por norma general, se disuelven entre el quinto y séptimo día tras la intervención.

Es importante anotar que es posible que la zona permanezca ligeramente enrojecida durante varias semanas. Igual de importante es ser consciente de que aproximadamente en la tercera semana, tras la cirugía, el paciente empezará a notar la pérdida de los cabellos que le han sido trasplantados, lo que técnicamente se llama shock loss. Se trata de un efecto totalmente normal y que suele asustar a aquellos que se someten a injerto, por lo que es primordial mantener la calma ante esto.

El injerto capilar tras 2 o 4 meses

Para comenzar a apreciar la mejora, han de pasar unos 2 o 3 meses, plazo en el cual empezará a salir el tan deseado cabello. Aunque este lapso de tiempo puede variar según el paciente, se trata de algo aproximado y personal. En principio, los nuevos cabellos serán finos, pero aumentará su grosor con el tiempo. Es posible que aparezca acné en la zona, lo cual no debe ser motivo de alarma, simplemente se trata de un signo del crecimiento de pelo y habrá que consultarlo con el cirujano.

6 meses después del injerto capilar

Es en esta fase cuando se notará un rebrote notable del cabello. El pelo nuevo tendrá una longitud de más o menos de cinco a siete centímetros de largo, y el eje del mismo empezará a espesar. Por lo que empezaremos a apreciar entonces los más claros efectos positivos de la intervención.

La evolución del injerto capilar pasados de 8 a 9 meses

Al fin notaremos un cabello mucho más grueso y largo, es aquí cuando adquirirá prácticamente el aspecto definitivo. Por lo tanto, y como decíamos al inicio, será aproximadamente un año tras la cirugía cuando el paciente en cuestión pueda ver satisfactoriamente el resultado final.

Más información respecto al proceso tras un injerto capilar

Dicho todo esto, y ahora que ya sabemos cuánto tarda en crecer el pelo tras realizar un injerto capilar, es probable que nos asalten algunas dudas en cuanto al tratamiento que debemos dar a nuestro cabello durante este proceso. Por ejemplo, son muchos los pacientes que se preguntan si pueden cortar el pelo en este lapso de tiempo después de este tipo de intervención.

Bien, pues no es recomendable cortar con tijera hasta que haya pasado un mes desde la cirugía. Para cortes con la máquina, tendremos que esperar mínimo un año en la zona trasplantada y 6 meses en el área donante. Pasado este periodo, podremos tratar nuestro cabello como si nada hubiese ocurrido, es decir, que podremos lavarlo, cortarlo y peinarlo como deseemos y este continuará creciendo de forma natural.

Como podemos ver, el injerto capilar mediante el método FUE no presenta resultados al momento, sino que es necesario tener paciencia y esperar el lapso de tiempo estimado para comprobar cómo nuestro cabello vuelve a crecer con fuerza. Toda la información aportada es esencial para esas personas que finalmente se animan a someterse a dicha intervención, ya que hará que puedan vivir el proceso de forma sosegada y sin sobresaltos ni irritaciones innecesarias.

Como profesionales en la materia aseguramos resultados óptimos a todo aquel que se decida a someterse a esta cirugía. Ya sabemos tanto los efectos adversos que pueden aparecer como los positivos. Existe mucha tendencia a asustarse enormemente cuando, durante el primer mes, se puede comprobar cómo se pierde cabello. Con esta información nos evitaremos este susto y sabremos que se trata de algo totalmente normal que forma parte de este proceso.

Es necesario tener paciencia y conocer perfectamente los tiempos a los que nos sometemos con esta intervención. En este caso las prisas no nos llevarán a buen puerto, ya que solo pasado casi un año tras el injerto será cuando comencemos a comprobar los verdaderos resultados del mismo. No debemos preocuparnos por nada más: nuestro cabello volverá a brotar fuerte y sano y haremos las paces al fin con nuestro reflejo.

En Corporación Capilar cuentan con sedes en Barcelona, Madrid y Sevilla, y están a disposición de cualquier persona que necesite asesoramiento de forma personalizada para brindarles las soluciones más apropiadas.