A todos les llega su momento. Y a la tecnología en el mundo de la medicina y la estética también.

Gentlemax

Como cualquier otro producto, los equipos de fotodepilación o depilación láser pasan por distintas edades y se hacen ‘mayores’. Por lo que debemos conocer cuando les ha llegado la hora para no sufrir riesgos para nuestra piel y que los resultados sean lo más efectivos posibles.

Los aparatos de depilación láser también tienen que renovarse, y si los centros no cumplen con ésto, no te fíes y acude a un centro como Corporación Capilar que te garantice que cuenta con los equipos más modernos y de última generación.

Caducidad

Aunque pueden existir multitud de causas por las que un aparato láser de uso depilatorio falla o deja de funcionar, el paso del tiempo es la razón más lógica  principal.

El número de pulsos o disparos que debería tener el equipo láser para que el tratamiento sea completamente efectivo se agota y pierde intensidad. Al igual que la potencia misma necesaria, debido a la propia antigüedad de la lámpara.

El personal o el técnico que use el aparato tiene que comprobar si se están agotando el número máximo de disparos y si es así, deberá renovar o restaurar la luz para que el láser cumpla correctamente su función de eliminación del vello de manera permanente, segura y efectiva.

Si los pelos no se caen, mal síntoma

La comprobación más sencilla para averiguar si en el tratamiento de depilación láser que se está realizando se está empleando un equipo en perfectas condiciones es observar si tras la sesión el vello que comienza a crecer de nuevo en la zona se cae porque está muerto o crece de manera habitual y no se desprende.

Si se produce el segundo de los casos, que puede ocurrir con algún pelito pero no en la mayoría ni siquiera en la primera sesión, se trata de un fallo en la máquina ya que no está rindiendo con la totalidad de sus capacidades y, en consecuencia, el vello no se ha eliminado.

Demasiado barato, desconfía

El problema radica en que debido al alto coste de la aparatología empleada para la depilación láser, muchos centros de belleza aprovechan los aparatos hasta que se estropean definitivamente, aunque no estén rindiendo como deberían.

Por ello, muchas veces surgen ofertas de sesiones baratas, que detrás esconden un tratamiento poco efectivo bajo equipos caducados.

Y es que los equipos de depilación láser también tienen que renovarse. Así que no te dejes engañar y asegúrate que el equipo tiene sus capacidades intactas para que logren los objetivos deseados de eliminación del vello y una piel suave sin riesgos para la piel.



Dejar un comentario