La depilación láser ha supuesto una revolución, dentro del mundo de la belleza y la estética. Hoy en día, tanto mujeres como hombres, pueden eliminar de forma definitiva el vello de cualquier parte de su cuerpo, e incluso de todo él. Lo importante, es elegir siempre un centro de calidad.

Todos conocemos ejemplos de centros de depilación o de estética, que ofrecen tratamientos de depilación láser a precios muy reducidos. Tan bajos, que a veces incluso es más caro depilarse con cera. Pero cuando esto ocurre, deberíamos desconfiar.

Un láser clínico es caro, por lo que los centros que de verdad cuentan con él, no pueden permitirse ofrecer sesiones de depilación a precios excesivamente bajos. Es decir, que si un centro te ofrece láser a un precio muy bajo, lo más seguro es que esté usando máquinas que no son de calidad, con los riesgos que ello supone.

La importancia del especialista

Uno de los factores que te puede ayudar a diferenciar un centro de depilación de calidad de otro que no lo es, es la presencia de un profesional con formación sanitaria, que se encarga de analizar la piel del paciente y decidir el tipo de láser a utilizar.

Al no contar con un médico en plantilla, ni tener aparatos de última generación, o con la potencia adecuada, ciertos centros se pueden permitir ofrecer tratamientos low cost. Pero, al final, el perjudicado es el cliente, puesto que se está exponiendo a riesgos innecesarios, y  seguramente necesitará, más sesiones de las que hubiera precisado en un centro clínico de depilación de calidad. Por lo que al final, el coste total del tratamiento será más o menos igual.

¿Por qué es tan importante la supervisión médica en el láser clínico?

Los láseres, pueden provocar reacciones y quemaduras en la piel, por lo que deben extremarse las precauciones en su uso. Esto implica que antes de comenzar a depilar, hay que conocer el tipo exacto de fototipo de piel del paciente, para poder ajustar la potencia del láser a la misma. Así se garantiza que se conseguirán unos buenos resultados de depilación sin dañar la piel.

Además, hay que tener en cuenta que este tipo de depilación no es aconsejable en todos los casos. El profesional sanitario, debe informarse previamente, sobre el estado de salud del paciente, para determinar si se puede someter o no al tratamiento. Por ejemplo, este tipo de depilación no es recomendable en mujeres embarazadas, en zonas con varices o en personas que sufran patologías de la piel como la psoriasis.

El seguimiento al paciente que se somete a un tratamiento de depilación usando láser debe ser continuo. Se le abrirá una ficha y en ella el profesional médico dejará constancia de cualquier dato que pueda afectar al tratamiento: medicamentos que está tomando, tipo de piel, tipo de vello, etc.

Un médico es una garantía en caso de efectos adversos

Bien aplicado, un tratamiento de depilación con láser, tiene unos riesgos mínimos.  Sin embargo, pueden llegar a aparecer problemas como quemaduras o irritaciones.

En caso de ser así, el paciente sabe, que puede acudir inmediatamente a la clínica en la que se ha hecho la depilación y ser visto por el médico. El profesional le dará las indicaciones necesarias, para la recuperación e incluso le puede recetar algún medicamento, si fuera necesario.

Otra ventaja añadida de los centros médicos especializados en depilación, es que cuentan con un seguro. Si se produce un daño grave, el paciente puede reclamar al seguro del centro e incluso al seguro del profesional médico que le haya atendido, lo que le garantiza una indemnización.

Consentimiento informado

Todo tratamiento con láser tiene unos riegos, por eso es obligatorio que el paciente firme un consentimiento informado. Con frecuencia este documento es leído por encima y no se le presta mucha atención, lo que siempre implica un riesgo.

Sin embargo, si el tratamiento se hace en un centro con un médico, el especialista se encargará de explicar al paciente los riegos que existen, permitiéndole contar con más información, antes de decidir si de verdad quiere hacerse este tipo de depilación.

No te pongas en manos de cualquiera

Si quieres acabar con el vello, lo mejor que te podemos recomendar es que te pongas en manos de verdaderos expertos médicos en depilación láser. Solo de esta forma, puedes estar seguro o segura, de que el tratamiento que te vas a realizar será efectivo, seguro y con garantías.



Dejar un comentario