El uso de la micropigmentación, también conocida como maquillaje permanente, hasta hace unos años se limitaba a la zona facial de las mujeres para embellecer determinadas zonas como labios, cejas, eyeliner o también, en la areola mamaria para reconstruirla después de una cirugía. Tras años realizándose en esas zonas, la micropigmentación ha avanzado un paso más, para ofrecer una solución eficaz y duradera a personas con problemas de pérdida de cabello.

Hoy podemos utilizar esa técnica, también en el cuero cabelludo y contribuir a mejorar el aspecto de zonas despobladas con alopecias localizadas o totales.

Es una opción ideal, para personas que no quieren someterse a otros tratamientos, que no son aptas para realizarse un injerto capilar o que optan por soluciones eficaces y menos costosas, aunque no permantente.

¿Qué es la micropigmentación capilar?

La micropigmentación es una técnica similar al tatuaje en la que, a través de una máquina electrónica llamada dermógrafo, se pretende conseguir visualmente un efecto con el que parece que tenemos pelo en el cuero cabelludo. Es una técnica tanto para hombres como para mujeres, aunque mayoritariamente se realiza en hombres.

Su modo de aplicación consiste, en la introducción de pigmentos en la epidermis a un nivel superficial. Es un proceso no doloroso, que se puede realizar con crema anestésica de uso local.

Lo habitual es realizar un máximo de 3 sesiones para conseguir un resultado óptimo. Al principio, los pigmentos presentarán un aspecto más oscuro al de nuestro cabello, pero en pocas semanas el color se irá aclarando hasta llegar al color definitivo.

Tipos de micropigmentación capilar

Existen distintas alternativas:

Efecto rapado. Si padecemos una alopecia total o en toda la zona superior de la cabeza, la micropigmentación capilar se realiza simulando un efecto de cabeza rapada. Es muy habitual entre hombres jóvenes que, de repente se ven con un problema de alopecia precoz y necesitan una solución natural y acorde con su estilo. Las cabezas rapadas siempre están de moda y, por ello, es una técnica tan solicitada entre los chicos jóvenes y hombres de mediana edad.

Aportar densidad en zonas concretas. Es una técnica muy recomendada, entre los que aún no presentan un problema severo de alopecia ,sino que manifiestan pérdidas de pelo por zonas como, por ejemplo, la coronilla. La combinación de esta técnica con su pelo muestra un efecto óptico de aumento de densidad.

¿Cuáles son los cuidados de una micropigmentación?

Una vez realizado este tipo de tratamiento, es normal experimentar picor o rojez en la zona, es algo completamente habitual, ya que la zona se encuentra algo irritada tras el procedimiento. Es importante que después de someternos a un tratamiento de micropigmentación capilar, tengamos una serie de cuidados en la zona tratada para evitar molestias y contribuir a una más rápida recuperación.

Los días previos al tratamiento deberemos hidratar la zona y evitar la exposición al sol. Resulta conveniente secundar las siguientes pautas como cuidados de una micropigmentación:

– Al menos los 3 primeros días es necesario no mojar la cabeza. Debemos procurar no frotar ni rascar la zona tratada. Si observamos pequeñas costras, no las debemos tocar ni arrancar porque estaríamos levantando el pigmento y el resultado no sería el esperado.

– Una vez pasados los primeros días, debemos lavar la zona con cuidado, siempre sin frotar y con un champú con ph neutro.

– No llevar gorros, sombreros o gorras en los primeros días, puesto que la zona estará irritada y podemos sentir molestias o levantar alguna pequeña costra con el roce.

– Es importante mantener la hidratación. De este modo, además de favorecer su cicatrización, sentiremos alivio y calma, sobre todo, en la irritación o molestia de los primeros días.

– Aunque se trata de un tratamiento que no necesita recuperación ni reposo de ningún tipo, es recomendable que los primeros días evitemos hacer deporte o realizar actividades que nos hagan sudar o que impliquen que se moje la zona .

– No debemos exponernos al sol de forma prolongada y directa.

La micropigmentación no es un tratamiento permanente, pero tampoco perderemos los efectos a corto plazo. Su duración por norma general, es de más o menos unos dos años. Tras ese tiempo, solo tendremos que ir repasando o retocando la zona.

Esta es una ventaja para los que quieren hacerse el tratamiento para probar cómo les quedaría el resultado como opción previa a un injerto capilar o, simplemente para los que quieran cambiar su imagen y dejar atrás sus problemas de calvicie.

Su resultado es muy natural. Las zonas pigmentadas se camuflarán entre el pelo, creando un efecto de densidad y mayor cantidad de cabello. Si tenemos miedo a no reconocernos o a tener un resultado muy artificial, esta técnica es la idónea.

Precio de la micropigmentación capilar

El precio de la micropigmentación capilar varía dependiendo de la zona a tratar. Lo mejor es que consulten nuestros precios en cualquiera de nuestras clínicas en Barcelona, Sevilla y Madrid.

Las tarifas son óptimas en comparación a otros tratamientos y, sobre todo, si tenemos en cuenta sus resultados y la duración del tratamiento.

Este es un tratamiento que no presenta contraindicaciones, por ello, es uno de los más valorados entre las personas que comienzan a sufrir un problema de pérdida de cabello.

Si no padecemos ninguna alergia o enfermedad incompatible con la técnica o con sus productos, podemos someternos a la micropigmentación sin problemas.

Se trata de una solución eficaz y asequible, para personas con un problema incipiente de caída de cabello, pérdida en zonas localizadas o alopecia. Se trata de un tratamiento con resultados naturales y sin necesidad de guardar reposo o tener un periodo postoperatorio.



Dejar un comentario