Cada vez es más frecuente y extendido el uso de la depilación láser médica en ciudades como Barcelona, Madrid o Sevilla, para conseguir la eliminación efectiva del vello en nuestro cuerpo. Para aquellas personas a las que, aún hoy, les frena el miedo a las supuestas molestias que pueda causar, esto es todo lo que necesitamos saber sobre la crema anestésica para la depilación láser.

En función de las zonas a depilar y su dolor (depilación de la zona íntima, depilación del pubis…) resulta recomendable la utilización de la crema anestésica para la depilación láser que nos ayude a paliar las molestias que nos puede causar, especialmente si el tratamiento se aplica sobre zonas sensibles como nuestras ingles o pubis.

¿Depilación definitiva sin dolor gracias a la crema anestésica para el láser?

Siempre es importante utilizar productos de primera calidad que se encuentren farmacológicamente testados y bajo la supervisión de un profesional. Por eso es importante llevar a cabo nuestro tratamiento de depilación láser con un equipo médico formado a la vanguardia y con todas las garantías, para no correr riesgos innecesarios.

En cuanto a la aplicación de la crema anestésica ha de realizarse por vía tópica o cutánea, manteniendo el tiempo recomendado por el prospecto y el médico , con respecto a la sesión de depilación que tengamos programada.

El precio de la crema anestésica para la depilación láser no es muy elevado.

Además, tras la aplicación de la crema, debemos cubrir la zona en la que se extiende con un capa de papel film, típico de la conservación de alimentos para evitar el roce con otros materiales. En cuanto a la cantidad que debemos usar, la misma ha de ser ajustada o moderada, evitando su aplicación excesiva.

Para asegurarnos un correcto uso es acudir a los centros especializados para que un experto nos recomiende un correcto uso y nos muestre la cantidad que debemos usar en cada aplicación.

¿Para quién está recomendada la crema anestésica para la depilación láser?

Con la debida evaluación médica, la crema anestésica para la depilación láser es válida para todo tipo de personas.

Puede ser más habitual en algunos casos; por ejemplo, el miedo al dolor es sobre todo habitual en la depilación láser para hombre, ya que se asocia la mayor cantidad de pelo a un mayor dolor.

Además dependiendo de la zona en la que se esté aplicando o de los tipos de depilación láser, la sensación de dolor será distinta, ya que hay zonas más sensibles que otras, como las ingles frente las piernas o brazos.

La sensación proviene simplemente de la naturaleza del propio tratamiento, que no es otra que la luz que entra en contacto con la melanina de la piel produciéndonos un calor que es el encargado de eliminar de raíz el folículo piloso encargado del crecimiento del vello que queremos eliminar.

Las primeras sesiones serán siempre las más molestas debido a la presencia de una mayor cantidad de vello, reduciéndose paulatinamente dicha sensación a medida que avanzamos en el tratamiento.

Los centros de depilación láser : la opción profesional para eliminar el vello de raíz

De esta manera, nos encontramos con que nuestro miedo al dolor no puede ser nunca un factor que tener que tener en cuenta a la hora de proceder a la práctica de un tratamiento de láser.

Debemos deshacernos del mito de que la depilación láser duele, ya que, de hecho, muchos pacientes refieren un menor dolor con respecto a otros métodos de eliminación de vello. Las bandas de cera o las maquinillas eléctricas son métodos de depilación mucho más invasivos y dolorosos de que lo que puede llegar a ser la fotodepilación. La única molestia que podremos sufrir en las primeras sesiones es el calor necesario para quemar el folículo, y como hemos visto, este puede ser paliado a través de las cremas que los expertos en la materia ponen a nuestra disposición a través de los centros homologados o las farmacias.

Está claro que cada persona es un mundo y que el dolor es algo personal y dependiente de cada ser humano. No obstante, no debemos tener miedo a acudir a un centro especializado en depilación, presentes hoy en día en todas las zonas de la geografía española (Barcelona, Madrid y Sevilla, etc…) en donde nos darán información detallada del tratamiento, de las sesiones, de los productos y procedimientos de la mano de los mejores especialistas en la materia.

De esta forma podremos comprobar de primera mano la realidad de estos tratamientos de depilación láser, deshacernos de los falsos mitos en torno al dolor de los mismos y poder eliminar de una vez por todas el vello indeseado de las partes que queramos de nuestro cuerpo. Además, aun en el caso de que seamos sensibles al dolor, siempre podremos recurrir a las cremas anestésicas especiales para la fotodepilación, siguiendo las prescripciones que nos marquen los profesionales de los centros, para de esta manera no tener ningún tipo de molestia a la hora de tratarnos.

Una aplicación correcta nos permitirá eliminar tanto el dolor como el vello de raíz y así poder disfrutar sin molestias de la depilación definitiva, sea cual sea la zona de nuestro cuerpo de la que queramos erradicar el vello.

¿Cómo escoger un centro de depilación especializado?

Los centros especializados en depilación nos ayudarán a conseguir nuestro deseado objetivo de una manera sencilla, eficaz e indolora para que podamos disfrutar de nuestra piel sin la presencia del indeseado vello y sin que nunca pueda ser el dolor un excusa.

Con las manos expertas de un médico y su recomendación sobre la crema anestésica para la depilación láser, nos estaremos asegurando un tratamiento de calidad y sin riesgos innecesarios, además de un resultado perfecto y sin complicaciones.