Corporación Dermoestética

clínica Corporacion Dermoestética
Share on facebook
Share on twitter

Recordamos el caso de una de las primeras clínicas de medicina estética que apareció en nuestro país y que, después de años de éxito, se llegó a la liquidación de su negocio. Así es el origen de Corporación Dermoestética.

A finales de los años 70, la cirugía estética era una novedad, casi una extravagancia, al alcance de unos pocos. En Valencia, en aquellos años, José María Suescun fundó una clínica con una idea revolucionaria: ofrecer soluciones de belleza al más alto nivel en un centro que las integrase de forma asequible y popular.

Con el tiempo, el negocio se expandió e inauguró nuevos establecimientos en Barcelona, Madrid, y Bilbao. Gradualmente, fue extendiéndose por toda la geografía española, exportando así este modelo que trató de democratizar la medicina estética.

¿Qué fue Corporación Dermoestética?

Tras su nacimiento, Corporación Dermoestética vivió su despegue definitivo en los años 80, gracias, en parte, a la prosperidad económica y social que permitía en nuestro país una mayor inversión en estética. Así, se convertiría en un gigante de la cirugía plástica y la estética.

En esta coyuntura, la firma no solo instauró hasta 50 centros propios en España, sino que también desembarcó en Portugal, Reino Unido e Italia. Más adelante, llegaría a dar trabajo hasta a mil empleados en nuestro país y sus cierres de facturación rondarían los 80 millones en su época álgida. Corporación Dermoestética representaba un modelo de negocio redondo con un tremendo éxito.

Para este éxito, se valieron de una potente campaña publicitaria y unos servicios novedosos para el momento. Con un público eminentemente femenino, Corporación Dermoestética eran especialistas en depilación láser, liposucciones, reducciones de abdomen, rinoplastias, o, de forma especial, aumentos de pecho. De hecho, su presidente se jactó en numerosas ocasiones de ser el hombre que más implantes había colocado de nuestro continente.

Sus clientes masculinos, que, aunque pocos, empezaban a interesarse también por sus servicios, pasaban por el quirófano sobre todo para conseguir la eliminación de bolsas en los ojos y someterse a otoplastias o injertos de pelo.

Una salida a bolsa de enorme despliegue

La enorme repercusión que Corporación Dermoestética se labró durante los siguientes años desembocó en una sonada salida a bolsa el 13 de junio de 2005.

salida a bolsa de Corporación Dermoestética

Y es que lo hizo con una enorme polémica, ya que, en su presentación en el parqué, José María Suescun se acompañó de 50 mujeres modelos disfrazadas de enfermeras, con cofia, minifalda y exagerados escotes, en un reclamo publicitario de mal gusto. Esto causó la indignación de los trabajadores de enfermería y medicina, que vieron en ello la frivolización de su profesión.

Su paso por la bolsa no fue bueno desde el principio, ya que solo en los primeros 6 meses de su paso por los índices bursátiles, la compañía llegó a perder 3 millones de euros.

Años después, en 2012, se presentó una OPA por la totalidad de las acciones de Corporación Dermoestética; esto antecedería su ominosa retirada del Ibex en 2013, con el precio de la acción a tan solo 33 céntimos de euro.

Primeros signos de alerta en Corporación Dermoestética

La primera denuncia interpuesta a la compañía de José María Suescun se remonta a 2007, cuando la Fiscalía de Valencia vio motivos suficientes para poner el caso de Corporación Dermoestética en manos de las autoridades.

Estos indicios partieron, a su vez, de la denuncia presentado por un ex médico de la compañía, que fue testigo de irregularidades en las operaciones que se prestaban en su clínica. En su testimonio, se acusaba a la corporación de llevar a cabo citas rutinarias por personal no cualificado y de utilizar implantes mamarios de menor calidad a la elegida y pagada por las pacientes. Con el tiempo, llegaron a ser más de 130 las mujeres afectadas por esas prótesis más baratas.

El gigante de la medicina estética achacó esta situación a un error informático y un juzgado de Valencia terminó por cerrar el caso al no ver mala praxis.

El principio del fin: el cierre de Corporación Dermoestética

El 4 de febrero de 2015, Corporación Dermoestética entró en concurso de acreedores, debido a los malos resultados que llevaba mostrando los últimos meses.

Se declaró en una quiebra virtual que hizo que muchas personas que habían pagado por su operación de forma adelantada nunca pasaran por el quirófano, y que muchas otras, que sí habían sido intervenidas, no tuvieran el tratamiento posoperatorio necesario para sus resultados.

La empresa, además, contaba con una deuda a corto plazo de más de 15 millones. Al no encontrar acreedores, un juez declaró en 2016 su definitiva liquidación, lo cual motivó el cierre de sus centros y el despido masivo de más de 300 empleados.

A día de hoy, la compañía no presenta actividad alguna.

¿Cómo elegir una clínica de confianza?

El caso de Corporación Dermoestética es el ejemplo de una clínica que se expandió demasiado rápido con una mala gestión con sus empleados y clientes, que aspiró muy alto y se quemó en el camino. No obstante, y afortunadamente, la mayoría de las clínicas siguen una razón de ética y profesionalidad que el gigante del bisturí no llegó a alcanzar.

Para evitar desconfianzas y contar con la certeza de profesionales de la medicina y la estética, lo mejor que podemos hacer es solicitar a la clínica sus certificados de seguridad médica y los títulos de cualificación de sus empleados.

También, y como al parecer ocurría en Corporación Dermoestética, debemos asegurarnos de que la cita de evaluación se hace con un médico con la debida formación, puesto que solo un experto con trayectoria en la materia nos aconsejará sobre la mejor opción para nuestro caso.

Lo mismo ocurre con la intervención, que deberá tener lugar siempre con manos de especialistas y supervisada por un médico para evitar riesgos totalmente innecesarios.

Sellos que marcan la diferencia

Para facilitar las labores de análisis y elecciones seguras por parte de consumidores y pacientes, son varios los organismos que vigilan y cuidan las buenas prácticas en el sector de la estética y la depilación láser médica.

Estos organismos velan por el cumplimiento de una serie de requisitos que garantizan el buen y correcto funcionamiento de las clínicas y por la toma de todas las medidas de seguridad a su alcance para ofrecer servicios de calidad. Para ello, expiden certificaciones que solo otorgan a los establecimientos que cumplen con esos puntos y que, de forma objetiva, no suponen ningún riesgo ni para el paciente ni para la sociedad.

Solo haciendo estas comprobaciones, tendremos todas las garantías suficientes para vernos mejor sin preocupaciones.

En Corporación Capilar cuentan con todos los certificados pertinentes para asegurar que los que prestan son los mejores servicios del mercado, con la formación médica correspondiente, el equipamiento adecuado, las técnicas más modernas y con menor impacto, y una conducta 100 % de acuerdo a la legislación vigente.

Nuestros personal médico es colegiado por el Colegio de Médicos y, según su especialidad, son miembros de la Academia Española de Dermatología y Venereología, la European Laser Association, la International Society of Hair Restoration Surgery, la Sociedad Española de Medicina Estética, la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética o la Sociedad Española de Láser Médico Quirúrgico, entre otras.

Publicado por:
Corporación Capilar
Corporación Capilar
Clínica Dermatológica en Madrid, Sevilla y Barcelona
Suscríbete GRATIS a nuestro blog
Solicita tu primera consulta GRATUITA y sin compromiso

Llámanos al teléfono GRATUITO 900 902 203 o déjanos tus datos y nosotros te llamamos GRATIS.
Además…

Corporación Capilar le informa que los datos de carácter personal que nos proporciona rellenando este formulario, serán tratados por Instituto Médico Español Estética Avanzada, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para poder enviarle nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación siempre se debe realizar a través del consentimiento del interesado. El hecho de que no introduzca los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios, podrá tener como consecuencia que no se pueda atender su solicitud. Podrá ejercer sus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de los datos en cualquier momento en consulta@corporacioncapilar.es. Revise la información adicional sobre Protección de Datos en nuestra Política de Privacidad.

Cerrar menú
¿Tienes dudas?
Déjanos tu número de teléfono y nosotros te llamamos

O llámanos al teléfono gratuito de
L a V – 10:00 a 20:00, Sábado - 10:00 a 14:00
900 902 203
¿Ya te vas?

Suscríbete GRATIS a nuestro blog y no te pierdas ningún artículo

¿Tienes dudas?
Déjanos tu número de teléfono y nosotros te llamamos