Estás en:
Inicio > Blog > Cómo peinarse después de un injerto capilar: qué productos se pueden o no usar
Noticias

Cómo peinarse después de un injerto capilar: qué productos se pueden o no usar

Publicado por Sonia Fernández el 10 de noviembre de 2020 - Última actualización el 10 de noviembre de 2020
Este artículo fue revisado por Luz Ramos, directora de clínica de Sevilla
Como lavarse el pelo tras un injerto capilar

Si antes del injerto capilar no estábamos contentos con nuestro look o no podíamos hacernos diferentes peinados, ahora ya podremos recuperar nuestro estilo propio. Pero para ello tenemos que conocer cómo podemos peinarnos tras los implantes capilares para no provocar la caída del cabello.

¿Cuándo podemos peinarnos?

Tras un trasplante capilar, podremos peinarnos sin problemas. Con el paso del tiempo, se asentará y desaparecerán las secuelas de la intervención, por lo que tendremos un pelo totalmente natural, que nos permitirá cambiar nuestro estilo cuando gustemos. Eso sí, la paciencia debe ser una virtud durante los primeros meses.

Al abandonar cualquiera de nuestras Clínicas de injerto capilar y depilación láser, ofrecemos una serie de recomendaciones para garantizar el éxito de la intervención. Al igual que con cualquier otra cirugía, existirá una cicatriz que se apreciará durante los primeros meses, pero con la ventaja de que se podrá ocultar con el peinado.

Independientemente de que seamos hombre o mujer, variará nuestra imagen tras la intervención. Por eso, debemos conocer algunas técnicas para peinar el cabello en cualquier circunstancia para mantener una imagen con la que nos sintamos a gusto, sobre todo, si tenemos una abundante cantidad en ciertas zonas.

Sabemos que alrededor de un año tras la intervención observaremos los resultados definitivos, la inflamación habrá desaparecido por completo y nos podremos lavar el cabello con total normalidad. Pero antes de este período, necesitaremos utilizar cepillos suaves y evitar tirones en la zona trasplantada, sobre todo durante el primer mes.

Este post sobre Evolución del injerto capilar mes a mes, te ayudará seguro.

¿Qué cuidados hemos de tener y cómo debemos peinarnos?

Al cuarto día tras la cirugía, podremos lavarnos el pelo con mucha suavidad y un champú de pH neutro. A los quince días, llegará el momento de comenzar a intensificar los lavados y, tras los primeros treinta días, el lavado del cabello podrá ser ya completamente normal.

Por precaución, es mejor que no utilicemos secador y que lo dejemos secar al aire, aunque siempre está la opción de eliminar el exceso de humedad haciendo presiones con una toalla, pero sin friccionar. Tras quince días, podremos comenzar a utilizar de nuevo el secador, pero a una distancia de unos quince centímetros y con aire tibio, no caliente.

En cuanto a la forma de peinarnos, toda vez que el pelo ha comenzado a crecer, no es necesario aplicar cuidados especiales. Es pelo normal, por lo que debemos cuidarlo como hacíamos anteriormente. Podemos rizarlo, teñirlo o alisarlo sin problema.

Si vamos a realizarnos un trasplante en la coronilla por un problema severo de alopecia, debemos tener en cuenta que es la zona más complicada para tener una buena densidad. De hecho, es posible que sea necesaria una segunda sesión para cubrir todo lo que deseamos.

Tras el primer mes, podremos volver a utilizar espumas de peinado, gominas o lacas. Debemos recordar que tan solo hemos cambiado el pelo de sitio, por lo que el cuidado no ha de diferir del que teníamos anteriormente.

Otra de las cuestiones más habituales tras un trasplante es si puede o no interrumpir nuestra actividad deportiva. Lo cierto es que si practicamos deportes que no sean de contacto, podremos retomar nuestra actividad a los quince días del trasplante. Pero si nuestra actividad física supone contacto, como en el judo, para practicarla tenemos que utilizar gorros o cascos. Y si, realizamos un deporte de equipo, como el fútbol, será mejor esperar a que transcurra un mes. Esto mismo es aplicable para las personas que practiquen natación.

¿Cómo lavar la cabeza tras el trasplante capilar?

A las 48 horas de la cirugía podremos realizar el primer lavado, si es posible antes de dormir. En la clínica recomendaremos un champú y spray apropiados. A la hora del aclarado, el agua debe estar templada, casi fría, y no debemos emplear mucha presión, sino que es más adecuado utilizar una botella o un vaso y verter el agua con delicadeza.

Es importante no frotar, rascar o tocar de manera brusca el cuero cabelludo en las zonas delicadas. En vez de una toalla, en esta primera vez podemos utilizar toallas desechables de papel. Tras diez días, el folículo estará injertado y no se desprenderá, lo que nos permitirá recuperar nuestros hábitos de higiene capilar.

Ojo estos cuidados son importantes tanto antes como después del injerto capilar.

¿Existe algún tipo de producto prohibido tras el injerto capilar?

Los primeros tres días podemos lavar la zona trasplantada y la donante con suero fisiológico. De este modo, estarán limpias e hidratadas. A partir del cuarto día, ya podemos utilizar un champú neutro en ambas áreas, si así lo indica el cirujano. Este champú favorecerá la cicatrización en las primeras semanas y evitará infecciones.

Es muy importante que no utilicemos productos químicos durante el período posterior al injerto. Las lacas, espumas o fijadores son algunos de los cosméticos que debemos evitar a toda costa.

Una vez que nuestro cirujano así nos lo aconseje, podremos alternar el champú neutro con nuestro champú habitual. En la zona receptora, por su parte, también podremos aplicar una pomada calmante que esté prescrita por el personal médico especializado de la clínica.

Muchas veces se producen picores en el cuero cabelludo, pero esto no es un síntoma de alarma, sino que se debe a que es una zona que se encuentra en fase de cicatrización. El producto tópico, que puede ser un ungüento, crema o pomada, evitará que nos rasquemos y entorpezcamos el proceso de recuperación.

En definitiva, tras un injerto capilar es necesario tener mucho cuidado durante las primeras semanas y seguir las indicaciones de nuestro cirujano. Pero una vez los folículos trasplantados se hayan asentado, no tendremos que preocuparnos por la caída del cabello y, al cabo de un año, tendremos un pelo completamente normal. Contacta con nosotros para una consulta gratuita y valoraremos tu situación para realizar el tratamiento capilar en cualquier de nuestras Clínicas de Madrid, Barcelona o Sevilla.

Revisado por:

luz-ramos Luz Ramos
Directora clínica Sevilla. Corporación Capilar Coordinación del personal y equipo médico, atención y asesoramiento de los pacientes Gestión y planificación de quirófano. Técnico Injerto...

Contenido revisado por el equipo médico de Corporación Capilar - Última modificación 10/11/2020

15 años de experiencia
15 años de experiencia

Somos la primera clínica especialista en soluciones de pelo y vello.

Tratamientos realizados por médicos
Tratamientos médicos

Todo tu tratamiento bajo el estricto control de nuestros especialistas médicos.

Financiación en 12 meses
Financiación en 12 meses

Financiación gratuita hasta 12 meses con solo gastos de apertura.