La pregunta que más nos hacen tras un trasplante de cabello suele estar relacionada con el postoperatorio tras un injerto capilar. Hoy vamos a despejar todas tus dudas acerca de este proceso, que es mucho más sencillo de lo que se cree.

Hoy en día realizar un injerto capilar es una técnica ambulatoria que necesita una cirugía poco invasiva, y que se realiza con anestesia local. Esto quiere decir que en el mismo día de la intervención podrás volver a casa, y podrás incorporarte a tu vida laboral y social a los cinco o seis días sin ningún problema.

Ahora bien, necesitamos un periodo de cuidados postoperatorios para que el injerto sea todo un éxito.

Postoperatorio tras un injerto capilar

El trasplante de pelo se realiza mediante la técnica del microinjerto. La duración de la intervención depende del grado de alopecia del paciente, y también de las dimensiones de la zona a tratar. La media de duración de la intervención se encuentra en torno a las seis horas.

No es una intervención complicada, pero sí muy laboriosa. Un equipo formado por cirujanos, técnicos y enfermeras realiza el proceso de separación, preparación e implantación de cada injerto “pelo a pelo”. Por esta razón no se puede establecer un tiempo fijo para una intervención. Cada caso particular exige una cantidad de trabajo de mayor o menor duración.

Los dos primeros días

Tras la sesión de trasplante no tendrás que hacer curas complicadas ni seguir pautas difíciles para hacer por ti mismo. Esa noche podrás sentir alguna molestia en la zona del cabello donante, pero no es nada doloroso.

La mañana siguiente al trasplante puede producirse un edema en la frente si has inclinado mucho la cabeza hacia delante. Esta es una reacción normal, ya que la anestesia local utilizada suele bajar desde la zona del cuero cabelludo por efecto de la gravedad. Para que desaparezca el edema no tendremos que hacer otra cosa más que esperar. Suele remitir en uno o dos días.

Los primeros días no deberás hacer casi nada, salvo alguna cura con suero fisiológico. Además, deberás evitar lavar la cabeza. Así de simple.

A partir del tercer día

Aquí empezarás a notar cómo el cuero cabelludo del área receptora se enrojece y se llena de una capa de costras muy pequeñas. No debes preocuparte ni alarmarte, es algo totalmente normal. Tienes que pensar que los injertos han necesitado unos micropinchazos para cubrir la zona a tratar. Que se forme esa costra es una buena noticia, quiere decir que cada injerto está siguiendo un proceso local de cicatrización, es decir, que los microinjertos están evolucionando adecuadamente.

¿Qué cuidados debe llevar el paciente después del trasplante?

Para que te recuperes lo antes posible, debes seguir estos consejos sobre el postoperatorio tras un injerto capilar:

  • Durante los primeros cuatro días deberás tomar antibióticos y analgésicos para mitigar los posibles efectos secundarios.
  • Recomendamos reposar tranquilamente en casa durante 24 horas.
  • Es necesario evitar realizar ejercicio físico en los primeros quince días tras la intervención. Quedan totalmente descartados los baños en piscinas o playas.
  • Tampoco debes tomar el sol durante el primer mes, ni utilizar cabinas de rayos UVA. Si vas a permanecer bajo el sol en las horas centrales del día, utiliza un gorro o una visera para protegerte.
  • Deberás lavar la cabeza siguiendo un protocolo especial que te detallaremos a continuación.
  • Sobra decir que durante el primer mes no debes toquetear la cabeza para ver cómo evoluciona la zona tratada. Así que evita rascarte o tocar el pelo. Podrías llegar a infectar algún folículo piloso.

Cuidado del cabello a partir del quinto día

A partir de este momento deberás empezar a lavar la cabeza, pero utilizando un jabón neutro y muy suave. Este proceso te llevará unas dos semanas aproximadamente. Es probable que necesites alguna pequeña cura para las costras, pero nada más.

Además, deberás observar si estas van desapareciendo paulatinamente. Si pasados doce días sigues teniendo costras, te recomendamos que realices un masaje en la zona con las yemas de los dedos. Si aun así ves que las costras no desaparecen del todo, acude a tu clínica para que valoren si hay algún problema.

¿Cuándo comienzo a ver los resultados?

La técnica del injerto capilar es un proceso que se lleva a cabo en tan solo unas horas, pero ver el resultado final requiere una mayor dosis de paciencia.

Los folículos pilosos tratados para ser recuperados tardarán de cinco a seis meses en empezar a producir cabello nuevo. Durante todo este tiempo veremos progresivamente cómo aumenta la densidad capilar. El punto álgido de crecimiento se producirá a los diez o doce meses desde la intervención.

Las ventajas de este aumento de masa capilar lento y progresivo son claras. Nadie se dará cuenta de que te has sometido a una cirugía de injerto capilar, porque en ningún momento veremos un aumento anormal de la masa de cabello. El cabello trasplantado crece en su ciclo normal habitual y se deberá cortar y peinar como el resto.

Esperamos haber resuelto tus dudas acerca del postoperatorio tras un injerto capilar. Una técnica sencilla que cambiará tu vida para siempre.



Dejar un comentario