Con la llegada del entretiempo muchos nos planteamos si la pérdida de pelo que sentimos es imaginación nuestra o si es real. La caída del cabello en primavera es una de esas cuestiones de estética que nos preocupan año tras año; por eso, resulta fundamental conocer si esta preocupación está justificada.

Si sientes que con la llegada de marzo tu cepillo y tu almohada empiezan a poblarse de pelos que se han caído de tu cabeza, entonces a ti más que a nadie te interesa seguir leyendo.

¿Es cierto que se cae más el pelo en primavera?

Existe mucha controversia acerca de si es cierto o no que el pelo se nos cae más cuando llega la primavera. A pesar de que los expertos no se ponen de acuerdo al respecto, lo cierto es que cada año tanto hombres como mujeres sienten que pierden cabello con la llegada de esta época del año.

A este fenómeno se lo conoce como alopecia estacional y ocurre muy frecuentemente tanto en primavera como en otoño. Para entender uno de los motivos por los que este tipo de caída se puede producir es necesario tener en cuenta que el pelo pasa por tres fases fundamentales.

La primera se conoce como fase anágena y es aquella que abarca desde el nacimiento hasta el momento en el que cada pelo alcanza su máxima longitud. A continuación se produce la fase catágena, cuando el pelo deja de crecer y comienza el cierre del folículo piloso.

Por último, la fase telógena se corresponde con un cuero cabelludo en reposo, momento en el que se propicia la caída del cabello. Este proceso de tres fases es natural y nos ocurre a todos, pero a pesar de la falta de consenso, parece que es en la primavera cuando vivimos más intensamente esta fase telógena.

Algunos factores que hay que tener en cuenta

A pesar de que el proceso que hemos descrito es totalmente natural, pueden existir distintos factores que estén aumentando la pérdida de cabello. Es importante conocer qué prácticas podemos evitar para conseguir que la caída de pelo durante la fase telógena sea mínima.

Para empezar, asegúrate de tener una buena alimentación. Una ingesta desequilibrada de nutrientes produce todo tipo de problemas, pero afecta de forma inmediata y clara a las partes del cuerpo hechas de queratina, como las uñas o el pelo.

Algunos de los nutrientes que no pueden faltar en tu dieta son la vitamina A, que encontrarás en vegetales, la vitamina B, en legumbres y frutos secos, la vitamina H, que se encuentra en los huevos, y algunos minerales, como el hierro o el zinc, que puedes tomar de la carne o el marisco.

Evita, también, agredir tu cabello de distintas formas. Por ejemplo, procura espaciar los lavados y deja de frotar el pelo cuando estés duchándote. La exposición prolongada al sol también debilita nuestras melenas, así como los componentes de algunos medicamentos.

Aunque puede ser un poco más difícil de solucionar, no olvides que el estrés es otro factor fundamental en la caída del cabello. Dormir las horas adecuadas y practicar algún tipo de deporte pueden ayudarnos a rebajar nuestros nervios, mejorando nuestra salud y la de nuestro pelo.

La solución para la caída de pelo en la mujer

Para empezar a cuidar la salud de nuestro pelo tenemos que comenzar por el cuero cabelludo. Exfoliarlo y cuidarlo con champús que respeten a la vez que limpian esta parte de nuestra piel es fundamental para que nuestro cabello crezca sano y se mantenga por más tiempo. Los tratamientos capilares con láser, ozono, regeneradores o productos capilares son otra clave para estimular los folículos y evitar la alopecia estacional.

En cuanto al lavado, abandona sulfatos y parabenos y opta por champús extrasuaves específicamente formulados para prevenir la caída del cabello. No dudes en probar varios hasta encontrar el que te va bien, lo importante es sentirte a gusto con los resultados.

Si ya llevas una dieta equilibrada pero sigues sintiendo tu pelo demasiado frágil, puedes informarte acerca de distintos complejos vitamínicos que puedes incluir a tu rutina a modo de suplementos alimenticios para fortalecer el cabello.

Tratamientos anticaída

Los tratamientos anticaída funcionan mucho mejor si están supervisados por un profesional que pueda indicarte cuáles son las necesidades específicas de tu melena. Desde los tratamientos de choque en cabina  hasta las clásicas ampollas y lociones específicas, y lo último contra la caída: las infiltraciones de plasma rico en plaquetas del propio paciente y la mesoterapia capilar HairFiller. Todos estos procedimientos específicos necesitan estar compuestos de protocolos de calidad.

Además, para que un tratamiento sea totalmente efectivo tendremos que tener en cuenta que puede alargarse en el tiempo y requerir de una aplicación rutinaria para mejorar la salud de nuestro pelo.

Por lo tanto, no debes preocuparte. Aunque seas una de las víctimas de la caída del cabello en primavera existen soluciones y precauciones que podemos tomar para evitar la pérdida capilar. Asegúrate de ponerte en las manos de profesionales a menor signo de caída, la consulta es gratuita y te asesoran para conseguir un tratamiento totalmente eficaz y adaptado a tus necesidades.



Dejar un comentario