El pelo es uno de los rasgos que más nos define y, como el resto de nuestra apariencia, nos gusta que este luzca lo mejor posible. Para ello, nos preocupamos de su cuidado. No obstante, aunque mantengamos este cuidado durante todo el año, existen épocas en las que debemos prestarle especial atención como, por ejemplo, el verano. Si quieres saber cómo mantener tu cabello sano en verano te invitamos a que leas el resto del artículo.

El verano es una estación donde nuestro pelo está expuesto a muchos agentes que pueden dañarlo. El calor, la exposición a los rayos ultravioletas, el salitre del mar o el cloro de las piscinas son factores que pueden perjudicar el estado y apariencia del cabello. ¿Qué podemos hacer para remediarlo?

Consejos para el cuidado del cabello sano en verano

Los principales males que afectan la salud de nuestro cabello en la época estival son la sequedad y la deshidratación. En nuestra rutina de cuidado diario deberemos hacer especial hincapié en este problema. Los productos ricos en aceite de argán nutren y protegen el cabello contra la deshidratación, pues poseen vitaminas y antioxidantes que ayudan a reparar y prevenir la sequedad. En este sentido, utilizar un champú y acondicionador reparador hidratante nos puede ayudar a aportar ese extra de hidratación. Sus fórmulas concentradas suelen llevar aceite de argán, queratina reconstructiva y ácidos grasos que inciden directamente en la reparación de la salud del pelo, si es que escogemos una marca apropiada.

Por último, es importante recordar que la alimentación tiene un gran impacto en la salud de nuestro cabello, por lo que no debemos dejarla de lado, tampoco en verano. En este sentido, y para continuar con el tema de la hidratación, es esencial beber la suficiente cantidad de agua al día. Al hidratar nuestro cuerpo estamos también hidratando nuestro cabello y eso es algo que se verá reflejado en el aspecto del mismo.

El sol es otro de los factores que pueden influir negativamente en el estado de nuestro cabello, especialmente en todo lo referente a la viveza de su color. De la misma forma en la que protegemos nuestra piel de la acción del sol, deberemos hacer lo mismo con nuestro pelo. La forma de prevenir el efecto nocivo de los rayos ultravioleta para poder mantener nuestro cabello sano en verano es aplicando productos que sellen el cabello y mantengan su hidratación y color. Otros de los productos interesantes que podemos encontrar son aquellos que aportan brillo, luminosidad y protección contra los factores medioambientales.

Cortar las puntas es otra de las acciones que se recomiendan para gozar de un pelo saludable. Un corte de, al menos, cinco centímetros, es una buena forma de combatir la sequedad, sanear los extremos y promover la fortaleza capilar.

Peinados veraniegos para cuidar nuestra melena

Otro de los aspectos que influyen en la salud de nuestro pelo es el uso que hacemos de las herramientas de secado y moldeado. El verano es un buen momento para prescindir de la utilización de ese tipo de utensilios y apostar por sacarle el máximo partido a la propia textura natural del cabello. Para ello, lo fundamental es utilizar acondicionadores o mascarillas de hidratación intensa, especialmente si se trata de pelo rizado u ondulado.

Para melenas con rizos naturales: bastará con aplicar una crema de rizos moldeadora que hidrate y aporte elasticidad, dejando unos rizos bien definidos.

En el caso de cabellos lisos, bastará simplemente con aplicar algún producto que dé brillo y mantenga la hidratación del pelo durante todo el día. Lo mejor en verano es apostar por peinados fáciles y cómodos como, por ejemplo, las trenzas. En cuanto a peinado, deberemos evitar las rayas muy marcadas, pues dejar nuestro cuero cabelludo expuesto en la playa o en la piscina puede provocar una quemadura solar, debido a que se trata de una zona muy vulnerable.

Si queremos utilizar el secador, la plancha o las tenacillas, es mejor hacerlo a temperatura media y es fundamental preparar el cabello antes con un buen protector térmico, pues es la única manera de proteger el pelo contra la pérdida de hidratación y el encrespamiento.

Una buena idea para mantener la hidratación y controlar el aspecto de nuestro pelo es llevar en nuestro bolso un bote de crema hidratante para peinar al que podamos echar mano en todo momento. Nuestro cabello nos lo agradecerá, sobre todo si pasamos mucho tiempo fuera de casa. Como ves, puedes mantener el cabello sano en verano, a pesar del sol, del cloro de las piscinas y del tiempo seco.

Otra opción, las clínicas capilares

Puede que todos estos consejos que hemos dado no sean suficientes. En esos casos, otra opción a tener en cuenta es la de acudir a una clínica capilar. En estos centros destinados al cuidado del cabello, encontraremos profesionales cualificados que podrán asesorarnos sobre los diferentes tratamientos que podemos seguir para darle a nuestro cabello toda la vitalidad que necesita para lucir un cabello sano en verano y el resto del año.



Dejar un comentario