Llámanos gratis al
900 902 203
Solicita tu primera
consulta GRATUITA
O si lo prefieres, llámanos gratis al
900 902 203
Estás en:
Inicio > Blog > Tricotilomanía: Causas, síntomas y tratamientos
Noticias

Tricotilomanía: Causas, síntomas y tratamientos

Publicado por Sonia Fernández el 28 de octubre de 2022 - Última actualización el 15 de noviembre de 2022
Este artículo fue revisado por Dr.David Muñoz, Experto en medicina estética y capilar
Persona mostrando pelo que se ha arrancado

La tricotilomanía es un trastorno que consiste en arrancarse el pelo de manera compulsiva provocando un cambio en la imagen de la persona. Según las estadísticas de American Psychiatric Association, existe prevalencia anual en la población oscila entre el 1 % y 2%, en España se estima que más del 1 millón de personas lo padecen, siendo en 90% de las personas que lo padecen las mujeres.

En Corporación Capilar te contamos en qué consiste la tricotilomanía, todas sus causas, síntomas principales y los tratamientos más eficaces para reducirlo. Si sufres este trastorno puedes ponerle solución en alguna de nuestras clínicas de injerto en Madrid, injerto en Barcelona e injerto en Sevilla.

¿Qué es la tricotilomanía?

La tricotilomanía es un trastorno psicológico compulsivo relacionado con la obsesión y el control de los impulsos que provoca a la persona que lo padece la necesidad de manipular el pelo constantemente, estirandolo, retorciéndolo e incluso arrancándolo. En la mayoría de los casos suele ser el pelo de la cabeza, pero algunos pacientes también se arrancan el pelo de otras partes del cuerpo como las cejas, pestañas, pubis o vello corporal, ocasionando un cambio en las etapas de crecimiento del pelo.

La principal consecuencia de arrancarse el pelo de manera compulsiva es que la zona queda despoblada de vello, con parches o calvicies en el cuero cabelludo y el resto del cuerpo.

A pesar de ser más frecuente en el sexo femenino, también afecta a hombres jóvenes, siendo habitual que comience a desarrollarse en la infancia, en algunos casos antes de los 6 años de edad y hasta los 17 años, por lo que es uno de los casos de alopecia en niños más comunes.

Causas principales

Como en otros tipos de alopecia, en la tricotilomanía no hay una causa específica de su aparición, pero sí existen factores que contribuyen a la aparición de este trastorno obsesivo-compulsivo. 

Algunas investigaciones confirman que tiene una predisposición hereditaria. Cómo por ejemplo, un reciente estudio que examinó a dos gemelos que presentaban este problema, lo que confirmó que tiene un elevado componente genético. Por ello, se está investigando los genes de las personas que padecen tricotilomanía.

Por otro lado, la obsesión por arrancarse el pelo puede ocurrir ante distintas situaciones y está fuertemente asociada al estrés, la ansiedad y a la depresión. Esto puede desencadenar en algún trastorno obsesivo compulsivo, siendo la principal causa de mantener esta acción la sensación de alivio de la tensión mediante el acto de manipularse el cabello. 

Otra de las causas posibles es la dificultad de la persona para identificar y expresar las emociones, convirtiendo el daño físico en el sustituto de regulación emocional. 

Tipos de tricotilomanía

Existen distintas formas de clasificar este trastorno obsesivo-compulsivo que pueden darse por el momento en el qué se presentan los síntomas o por el nivel de conciencia que tiene la persona cuándo se arranca el cabello. 

  • De comienzo temprano. Comienza antes de los 8 años con episodios cortos y puede corregirse solo, pero es importante revisar cómo evoluciona, ya que es posible que se prolongue en la vida adulta.
  • De comienzo tardío. Afecta a los adolescentes y adultos. Los síntomas pueden presentarse de forma continua durante años o bien aparecer y desaparecer de forma intermitente durante determinados periodos de semanas, meses o años. 
  • Automático. La acción de manipular el pelo se realiza sin ser consciente de lo que se está haciendo y suele ocurrir cuándo la persona está concentrada en otras actividades, como estudiar, ver la televisión o en sus propios pensamientos. Es el tipo de tricotilomanía más frecuente, puesto que afecta al 75% de las personas con este trastorno. 
  • Consciente.  La persona es consciente de la acción, pero es incapaz de evitar el impulso de arrancarse el cabello. Además, ocasiona un incremento de la tensión que disminuye al realizar la acción. 

Sintomatología de la tricotilomanía

Al ser un trastorno que está vinculado con el trastorno obsesivo-compulsivo, los síntomas son similares. Además, cabe destacar que esta sintomatología puede aparecer tras un evento estresante para el paciente, ya sea por abusos, conflictos en el hogar, pérdida de un familiar, un cambio significativo, como mudarse o una separación, entre otros. 

Por norma general, la tricotilomanía se detecta al percibir zonas del cuero cabelludo sin pelo o con una apariencia desigual. Pero, estos son los síntomas más habituales:

  • Detectar un incremento de la sensación de tensión momentos antes de manipular el cabello. 
  • Sentir placer, liberación o gratificación al tirar del cabello. 
  • Aumento de estrés al intentar resistirse a la manipulación del pelo. 
  • Baja autoestima, ya sea ocasionada por la alopecia parcial causada por arrancarse el cabello o por otras razones. 
  • Episodios de ansiedad, tristeza profunda o depresión. 
  • Otros comportamientos de autoagresión.
  • Arrancarse el pelo de la cabeza dejando zonas despobladas, incluso casi al completo. 
  • Perder el control sobre la acción de manipular el pelo, aunque la persona lo desee o los demás se lo digan. 
  • No sentir dolor cuando se arranca el cabello. 

¿Existen tratamientos eficaces?

La terapia base siempre es psiquiátrica por lo que las terapias conductuales podría ayudar a mejorar, pero no hay ninguna evidencia en el uso de medicamentos exceptuando los psicofármacos.

En primer lugar, las técnicas cognitivo-conductuale muestran mejoras en la presentación del síntoma y la ansiedad causante de este trastorno, ya que ayuda a tomar conciencia, aprender a sustituir estas acciones por otras que no causen daño y supone un apoyo social para educar y acompañar a las personas cercanas del paciente para que puedan ayudarle. 

Además, es importante acompañar el acompañamiento psicológico con determinados tratamientos de injerto capilar que varían según el diagnóstico de cada paciente y si este ha sido precoz. Aunque hay que puntualizar que en relación con el microinjerto, este tipo de patologías terminan derivando en alopecias cicatriciales por lo que hay que valorar bienla zona de implantación para que sea eficaz o no.

El uso de corticoides tópicos o Minoxidil para poder recuperar los folículos del cuero cabelludo que están siendo dañados. 

En el caso de un diagnóstico en las fases más avanzadas, en la que el folículo ha sido destrozado y una vez que el paciente se ha recuperado de este trastorno obsesivo-compulsivo, es posible incluso el injerto para recuperar la apariencia de la persona y conseguir eliminar las zonas despobladas sin cabello. 

Si has sido diagnosticado de tricotilomanía o conoces a un familiar que lo padece, puedes acudir a nuestras clínicas y disfrutar de una primera visita gratuita para recibir un asesoramiento para analizar el caso en específico. Te recomendaremos la solución capilar más eficaz según tus necesidades.

Revisado por:

MADRID Goya 7 - Nº Reg. Sanitario: CS15283

BARCELONA Pº Gracia 44 - Nº Reg. Sanitario: E08746991

SEVILLA Av. Constitución 40 - Nº Reg. Sanitario: NICA 32272

Contenido revisado por el equipo médico de Corporación Capilar - Última modificación 15/11/2022

18 aniversario
18 años de experiencia

Somos la primera clínica especialista en soluciones de pelo y vello.

Tratamientos realizados por médicos
Tratamientos médicos

Todo tu tratamiento bajo el estricto control de nuestros especialistas médicos.

Financiación en 12 meses
Financiación en 12 meses

Financiación gratuita hasta 12 meses con solo gastos de apertura.

×