UN NUEVO TEST GENÉTICO PUEDE AYUDAR A DETECTAR LA ALOPECIA ANDROGENÉTICA O CALVICIE COMÚN

UN NUEVO TEST GENÉTICO PUEDE AYUDAR A DETECTAR LA ALOPECIA ANDROGENÉTICA O CALVICIE COMÚN
Vota si te ha gustado

test-alopecia-androgenetica

La aparición de un nuevo test genético puede ayudar a averiguar si hombres y mujeres están más o menos expuestos a padecer alopecia androgenética, también conocida como calvicie común. Sin embargo, el sistema no tiene una fiabilidad del 100%, ya que no analiza todos los cromosomas involucrados en el proceso.

La prueba funciona de manera distinta para hombres y mujeres. En los varones estudia la presencia de dos variantes concretas en el gen receptor de andrógenos que se encuentra en el cromosoma X. En las mujeres se centra en medir la longitud de un trinucleótido del alelo corto del cromosoma X. En caso de que se detecten indicios de alopecia, los tratamientos para cada género también son diferentes.

La prueba busca en los varones, concretamente, las variables G y A que se encuentran en el cromosoma X. Los que poseen la variante G son considerados de alto riesgo, ya que tienen más del 70% de posibilidades de sufrir alopecia. Los que presentan la variante A tienen un riesgo menor, de aproximadamente el 15% de posibilidades.

En las mujeres, las que presentan una mayor longitud en el trinucleótido CAG del alelo corto del cromosoma X del gen receptor de andrógenos, son las que tienen menos riesgo de perder el cabello. Sin embargo, cuando la longitud disminuye, la probabilidad aumenta hasta un 97,7%.

Sin embargo, algunos profesionales del sector destacan que esta prueba no puede determinar por sí sola las probabilidades de sufrir alopecia. El motivo es que existen otros cromosomas no analizados ni identificados que también pueden ser responsables de la calvicie, por lo que los resultados del test no serían completos ni definitivos.

En la actualidad las personas mayores de 50 años son las que más padecen alopecia androgenética. El porcentaje en el caso de los hombres es del 50% y del 40% en el caso de las mujeres. Según los expertos, esta prueba tiene un margen de error más bajo que la técnica de observar la calidad capilar de los familiares directos. El método de la observación solamente puede resultar orientativo, ya que no manifiesta los cambios genéticos que se producen a nivel interno.

Fuente: Agencias y Medios Especializados