TRATAMIENTOS CAPILARES PARA MANTENER EL CABELLO SANO Y PREVENIR LA ALOPECIA

TRATAMIENTOS CAPILARES PARA MANTENER EL CABELLO SANO Y PREVENIR LA ALOPECIA
Vota si te ha gustado

alopecia-cuidado-cabello

Nuestro cabello refleja en gran medida nuestra personalidadEs un indicador de nuestro estado anímico y de nuestras costumbres, por eso debemos cuidarlo con tratamientos capilares, para evitar su deterioro y prevenir una posible alopecia.

Para conseguir un cabello sano no basta con un buen champú y un buen corte. Existen ciertos factores dañinos para el pelo, que debemos evitar para conservar su buen estado:

Químicos: exceso de tintes.
Térmicos: secador, planchas alisadoras y rizadores.
Medioambientales: polución, temperaturas extremas y rayos UVA.
– Mecánicos: peinados, cardados y tirones.

Algunas investigaciones han puesto de manifiesto que las personas sometidas a estrés emocional juegan más con su pelo: pasan los dedos por el cabello y tiran de él.

Esto puede derivar en la pérdida de aminoácidos. Cuando se está angustiado o presionado, los músculos del cuero cabelludo se contraen, restringiendo el flujo sanguíneo a los folículos pilosos.

Recomendaciones para evitar la alopecia

Productos capilares: Deben ser apropiados para el tipo de cabello y deben mantener un correcto equilibrio entre los detergentes y los principios activos. Pueden solucionar los problemas de exceso de grasa, caspa, cabello frágil, etc. Mejoran la salud del cuero cabelludo.
– Cepillado: Se recomienda un buen cepillado del cabello antes del lavado.
– Lavado: La frecuencia dependerá del tipo de pelo. Para cabello normal lo aconsejable es de uno a dos lavados por semana; para cabello seco, uno por semana; y para cabello graso, de dos a tres veces a la semana.
– Secado: Lo ideal es secar el pelo con los dedos, aplicarle aire no demasiado caliente y moldearlo con un cepillo de cerdas naturales. El secador debe mantenerse a una distancia prudencial del pelo; unos 20 centímetros.

Una dieta equilibrada y rica en vitaminas y minerales también le aporta los elementos precisos al cabello para que se mantenga sano y fuerte. La vitamina A sirve para la regeneración de los tejidos y el buen funcionamiento del cuero cabelludo. La vitamina B ayuda a mantener la piel y el cabellos sanos. La vitamina E refuerza la circulación sanguínea y ejerce una función tonificante. La vitamina H o Biotina mantiene el mecanismo graso de la piel, que protege el cabello de la caída.