PERDER PELO INFLUYE EN EL CARÁCTER, EVÍTALO CON TRATAMIENTOS CAPILARES

PERDER PELO INFLUYE EN EL CARÁCTER, EVÍTALO CON TRATAMIENTOS CAPILARES
Vota si te ha gustado

1217552710Ph81cv

Numerosos estudios demuestran que el hecho de quedarse calvos influye en una serie de factores que contribuyen a cambiar el carácter de los hombres. Estos cambios normalmente son suaves, pero dependiendo de la personalidad de cada uno pueden llegar a ser extremos. Con los tratamientos capilares que existen hoy en día, podemos evitar la caída del cabello.
La autoestima, la primera perjudicada

En el mismo momento en que una persona empieza a darse cuenta de que sufre alopecia (está perdiendo pelo), su autoestima se ve afectada. Si estaban satisfechos con su físico, comienza el miedo a perder su capacidad de atraer al sexo opuesto, a las bromas de sus amig@s, etc. Si ya de por si no se encontraban muy seguros de su atractivo, perder pelo puede ser lo que termine de acomplejarles.

Tanto si era alta como si no, la autoestima se resiente desde la primera vez que un hombre o mujer se percata de que en la almohada, en el cepillo o en la ducha, quedan más pelos de lo habitual, o de que nota ciertos claros cuando se peina que antes estaban cubiertos por abundante cabellera.

La solución para la caída del cabello o alopecia son los tratamientos capilares y si la caída ya no tiene solución siempre se puede recuperar el pelo para siempre con la realización de un microinjerto capilar con resultados naturales.
La inseguridad se refleja en otros aspectos

La persona que sale de casa con ese nuevo descubrimiento, ya se enfrenta al mundo de una forma más pesimista. Y esto empeora cuanto más avanzada se encuentra la situación de alopecia.

Muchos hombres y mujeres que están en la fase de pérdida de pelo piensan en ello durante la mayor parte del tiempo. Mientras hablan con un amig@, imaginan que se estará dando cuenta pero no quiere decirle nada para no hacerle daño. Si conocen a una persona que les gusta, dan por hecho que sólo se fijará en sus calvas o en la poca densidad de su cabello. Y esto se hace extensible al ámbito laboral, a la relación con personas desconocidas y a todo lo que implique un contacto social.

Finalmente, el carácter cambia

El hecho de estar todo el día preocupad@ por lo que puedan pensar de un@ mism@, aunque no parezca nada grave, termina por obsesionar y el carácter se vuelve más agrio, aumenta la susceptibilidad y con ello la posibilidad de responder de forma desagradable, y terminan por ser de verdad personas no aceptadas. No por su físico, como piensan, sino por cómo cambia si personalidad (en casos extremos). Por eso, es más que una cuestión de pura estética y la solución está en acudir a un centro médico donde puedan eliminar este problema mediante algún tratamiento o microinjerto capilar, dependiendo de la fase en la que este la persona.

Fuente: Agencias y Medios Especializados.