Estás en:
Inicio > Blog > Dermatitis seborreica y alopecia: así afecta
Noticias

Dermatitis seborreica y alopecia: así afecta

Publicado por Sonia Fernández el 27 de octubre de 2020 - Última actualización el 27 de octubre de 2020
Este artículo fue revisado por Dr.David Muñoz, Experto en medicina estética y capilar
Dermatitis seborreica alopecia

¿Existe algún tipo de relación entre la dermatitis seborreica y la alopecia? Lo cierto es que la dermatitis seborreica es una enfermedad dermatológica muy habitual, no contagiosa pero sí crónica, que consiste en la aparición de la inflamación y descamación de la piel en zonas con muchas glándulas sebáceas, que son las responsables de la producción de grasa.

La dermatitis es más habitual entre el género masculino con edades comprendidas entre los 30 y los 50, pero también se da en plena pubertad. Los recién nacidos y los niños de corta edad pueden padecer la denominada «costra láctea», que desaparece al cabo de un año.

Estas glándulas las podemos localizar de manera habitual en las aletas de la nariz, las cejas, el área central del tórax, los pliegues del cuerpo, detrás de las orejas y, por supuesto, se encuentran en el cuero cabelludo. De ahí nace el origen de esa relación. Puede producir picor, descamación (caspa), rojeces, piel grasa o inflamación, que en algunos casos cursa con dolor. La dermatitis seborreica es una de las principales enfermedades que producen alopecia.

¿La dermatitis seborreica produce alopecia?

A pesar de que la dermatitis puede aparecer en cualquier zona del cuerpo, suelen ser los lados de la nariz, el pliegue tras las orejas y los párpados las zonas más habituales. Aun así, puede aparecer en otras zonas, como el cuero cabelludo. Allí se concentran folículos pilosos de gran tamaño y una gran cantidad de glándulas sebáceas.

Cuando aparece una dermatitis seborreica, puede cursar con períodos activos de gran intensidad, brotes puntuales por picos de estrés y otros períodos en los que puede estar inactiva. Pero este tipo de dermatitis en una zona como la cabeza suele llevar a que las personas que la padecen se cuestionen si puede llegar a provocarles la caída del pelo.

Como la primera clínica capilar dermatológica especializada en todas las soluciones para el vello y el pelo, podemos afirmar que, de forma general, esto no provocará la caída del cabello. Este tipo de trastornos están caracterizados por la descamación, el picor, la secreción excesiva de grasa o el enrojecimiento cutáneo, pero solo en casos extremos y sin ningún tratamiento podrán ser responsables directos de la caída del cabello.

Lo cierto es que esta situación no es cómoda y, por ello, es recomendable tratarla a la mayor brevedad posible para poder controlarla. Sus características principales suelen ser muy parecidas a la caspa. De hecho, la forma que tenemos de diferenciar qué tipo de trastorno padece una persona es viendo si cursa o no con inflamación. En caso afirmativo, estaremos hablando de una dermatitis.

Existe un componente hereditario muy importante entre las causas de su aparición, pero el estrés, un clima extremo y tener la piel grasa no harán más que agravar la situación. Los síntomas de una persona pueden ser diferentes de los de otra, pero, en cualquier caso, se agravarán en las épocas frías del invierno y con ambientes secos.

Si no se trata, sí que se podría desencadenar la pérdida del cabello. Esto sería como consecuencia de que se pierde el equilibrio hidrolipídico que necesita el pelo en su ciclo de vida y, con el paso del tiempo, se podrían originar cuadros de alopecia más o menos serios.

La forma de hacer frente a una alteración de la piel de estas características es mediante un champú adecuado. Y, si el brote es muy intenso, será necesario acudir a un médico especializado que nos indique el tratamiento adecuado.

¿Cómo se trata para evitar la alopecia?

Dado el carácter crónico y recurrente de este trastorno, no se puede prolongar en el tiempo el uso de tratamientos que sean potencialmente tóxicos y agresivos. Por ello, ante una dermatitis seborreica lo que podemos hacer es:

  • Mantener una correcta higiene del cuero cabelludo.
  • Evitar los climas extremos (tanto calurosos como fríos) y las agresiones del aire.
  • Evitar la sudoración intensa.
  • Utilizar productos y champús recomendados por un médico especializado.
  • Restringir el uso de los tratamientos intensos a los momentos de mayor exacerbación.
  • Evitar utilizar productos para dar formas o para fijar el cabello como geles, aerosoles o cualquier otro.
  • No utilizar productos que contengan alcohol, ya que eso puede provocar que se agrave la situación.

No obstante, para determinar si realmente padecemos este trastorno necesitaremos un diagnóstico. Este, además, pueda indicarnos la probabilidad que tenemos de pérdida de cabello. Por eso resulta imprescindible que sea un profesional médico especializado en este campo el que determine qué tipo de productos para el cabello son los más indicados para cada caso concreto.

Algunos de los ungüentos, cremas y champús que recomendamos, cuando el caso lo requiere, contienen corticoides para poder controlar la inflamación, motivo por el cual no se debe abusar de ellos. Aunque nuestra primera opción es siempre dar algunos consejos de cara a modificar el estilo de vida y recomendar productos que estén disponibles en un formato de venta libre, es decir, que no precisen de una receta médica. En muchos casos es necesario probar diferentes productos o una combinación de varios hasta que se consigue una mejoría importante. Puedes probar si lo deseas nuestra tienda de productos capilares.

Qué es la alopecia seborreica

Es necesario tener una determinada cantidad de grasa, que protege el pelo y el cuero cabelludo. Sin ella, el cabello estaría seco y quebradizo. Pero cuando hay un exceso, enseguida se nota un aspecto sucio, aparecen picores muy desagradables y, en un grado más avanzado, el pelo puede empezar a caer porque no es capaz de “respirar” bajo tanta grasa.
Por qué se produce la alopecia seborreica

Cuando las glándulas sebáceas producen más grasa de la estrictamente necesaria para su función de protección, empiezan los problemas. Este afán por producir grasa puede venir determinado por varios motivos: en muchos casos, es simple cuestión de genética.
En otros, puede deberse al estrés, ya que si estamos tensos todos los músculos se comprimen, incluso el músculo erector del pelo. Al hacerlo, aprieta a la glándula sebácea y ésta produce más grasa.
Otro motivo puede ser un champú mal utilizado. Si para quitarnos un leve exceso de grasa utilizamos uno que acabe con ella por completo, y no deje ni la cantidad mínima que el cuero cabelludo necesita, el cuerpo reaccionará produciendo aún más grasa, es decir, el efecto contrario al deseado.
Acabar con la grasa

Si está motivada por agentes como el champú o el estrés, es tan sencillo como poner fin a la causa: usar productos de calidad que nos recomienden en nuestro centro médico, seguir las instrucciones de uso, tomarse las cosas con más calma, contribuir con una alimentación sana y baja en grasas…
Si el problema es hormonal, es necesario acudir a un centro médico especializado, donde se estudia el tratamiento más adecuado para cada persona. Allí podrán ayudarnos a poner freno a la caída mediante los productos que mejor se adapten a cada uno. Pero es importante acudir a un centro donde de verdad nos atienda y nos aconseje un profesional de la medicina.

En definitiva, como podemos comprobar, la relación entre la dermatitis seborreica y la alopecia está completamente fundamentada, y la primera puede originar la segunda si no se trata correctamente. Por ello, la mejor opción es contactar con nosotros y pedir una consulta gratuita con nuestros especialistas. Ellos te ayudarán a resolver todas tus dudas.

Revisado por:

02_david_munioz Dr. David Muñoz
Colegiado nº 53302 Madrid – Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid (Ciclo clínico en el Hospital Universitario Doce de Octubre) – Master de Medicina...

Contenido revisado por el equipo médico de Corporación Capilar - Última modificación 27/10/2020

15 años de experiencia
15 años de experiencia

Somos la primera clínica especialista en soluciones de pelo y vello.

Tratamientos realizados por médicos
Tratamientos médicos

Todo tu tratamiento bajo el estricto control de nuestros especialistas médicos.

Financiación en 12 meses
Financiación en 12 meses

Financiación gratuita hasta 12 meses con solo gastos de apertura.