UN TIPO DE DEPILACIÓN LÁSER PARA CADA TIPO DE PIEL

UN TIPO DE DEPILACIÓN LÁSER PARA CADA TIPO DE PIEL
Vota si te ha gustado

arena playa y sol

Hasta hace relativamente muy poco no había casi dónde elegir. Hoy en día, la tecnología ha cambiado. Y con ella, los tratamientos en fotodepilación y depilación láser.

Existen diversos métodos, cada uno de ellos adecuado a la propia diversidad de gente que hay en nuestro país. En los centros especializados hay un tipo de depilación láser para cada tipo de piel. Por ello, a la hora de elegir, déjate guiar por los expertos. Ellos se encargarán de analizar tu fototipo y, de acuerdo a éste, podrás comenzar con el tratamiento más adaptado a ti para lograr los mejores resultados.

Según la región geográfica, la herencia, etc, la sensibilidad, el color, el grosor de la piel, y cómo reacciona ésta al sol, es muy diferente de unas mujeres y de unos hombres a otros. Por ello, es el primer paso esencial a conocer antes de comenzar a realizarte un tratamiento tanto de fotodepilación como de depilación láser. Es sobre la piel, donde se encuentra el objetivo número uno del láser: el pelo indeseado. Pero antes de atacar, hay que analizar.

¿Cómo es de sensible tu piel al sol?
Para saberlo, los expertos se basan en una clasificación, los llamados ‘tipos de Fitzpatrick’. La numeración va de los fototipos con mayor a menor sensibilidad a los rayos solares y, en relación, del pelo y la piel más clara a la más oscura. Y a través de ésta, basan la elección del tratamiento más adecuado. Como existe un tipo de depilación láser para cada tipo de piel, lo más aconsejable es que acudas a un centro médico estético, donde los especialistas sabrán qué técnica es la más apropiada para conseguir los resultados más eficaces, seguros y permanentes.
La fotodepilación por luz pulsada aunque en principio es efectiva para otro tipo de vello que la depilación láser no puede eliminar, está recomendada para aquellas personas con un alto fototipo y la piel muy oscura.

Por el contrario, la técnica Diodo sería muy ventajosa para aquellos que se encuentren entre el fototipo I y el IV, con pieles más claras. Aunque la opción preferida por los profesionales sería el láser Alejandrita, perfecto para el fototipo ideal, predominante en nuestro país, de piel clara y vello oscuro.

Aunque lo ideal es el uso combinado de todos los mencionados anteriormente para cada parte del cuerpo, cada tipo de vello y cada momento del tratamiento.
Pero para tener algo más de información, explicamos algunas características de los fototipos:
El Tipo I es piel muy blanca, con pecas, pelirrojos o albinos muy pálidos, que siempre se enrojecen y nunca se broncean; el Tipo II es piel clara, sensible y delicada, en general de cabellos rubios, se queman fácilmente y se broncean mínimamente; el Tipo III es el más común, con cabellos castaños, que se broncean lentamente y sólo se queman a veces; el Tipo IV, es el pelo moreno, que raramente se enrojece y se broncea moderadamente; el Tipo V, es piel muy morena y siempre se broncean; el Tipo VI, es insensible al sol, nunca se quema y tiene la piel profundamente pigmentada, difícil para la depilación láser.