¿POR QUÉ ESTÁN SIEMPRE TAN FRESQUITAS LAS CABINAS DEL LÁSER?

¿POR QUÉ ESTÁN SIEMPRE TAN FRESQUITAS LAS CABINAS DEL LÁSER?
Vota si te ha gustado

Viernes, 14 de noviembre de 2008

sala-espera-corporacion-laser-parquesur

Es una pregunta muy común cuando se entra en la cabina para comenzar la sesión de depilación láser, muchas veces de alivio (en verano) y otras no tanto, como cuando comienza el invierno, ya que de media, una cabina debe estar a 21º y refrescada siempre con aire acondicionado.

Esto llama mucho la atención de los pacientes. Desgraciadamente, no es que sea un capricho nuestro.

En primer lugar, hay que saber que cuanto más fría esté la piel cuando el láser sea disparado, muchas menos probabilidades de producir algún efecto indeseable tendremos. Esto es debido a que se calienta antes el pelo y el folículo que la piel, y necesitamos más tiempo para calentarla, así si enfriamos superficialmente esa zona, tardaremos aún más en que llegue al punto crítico para nosotros.

Es por ello que todo láser tiene un sistema adicional de enfriamiento que actúa en sincronía con el disparador del láser, ya sea con criógeno, con aire frío a chorro o enfriando el cabezal en contando con la piel.

Así, un estudio publicado en el Journal of Cosmetic Dermatology el año pasado demostraba que la media de temperatura de la piel es casi igual a la de la habitación en la que se encuentra, que aunque parezca una perogrullada la diferencia entre tener una habitación a 21º a otra a 27º son 6º C que pueden ser determinantes en la aparición de efectos secundarios por la incapacidad de la piel de “relajarse” térmicamente y enfriarse a tiempo.


Médico de Corporación Capilar