DEPILACIÓN LÁSER EN LOS SENOS

DEPILACIÓN LÁSER EN LOS SENOS
Vota si te ha gustado

1231951918gBPYbd

Muchas mujeres observan que en determinadas épocas de su vida les aparece vello en los senos. Por lo general, coincide con algún cambio hormonal: primera regla, embarazo, tratamiento anticonceptivo oral, menopausia, etc. Hoy en dia la solución está con la fotodepilación. La depilación láser en los senos está a la orden de día y si se realiza en un centro médico no tienen ningún tipo de complicación.

Los senos se pueden depilar sin problema siempre que se tomen una serie de precauciones.

Lo malo es que no siempre desaparecen al terminar la “revolución hormonal” en cuestión. Y esto, como es lógico, puede acomplejarlas mucho, por ser una zona altamente sensual.

Aunque no es una mata de vello, sino pelillos sueltos, suelen ser muy oscuros y además llegan a alcanzar mayor longitud que en otras zonas. Y claro, ninguna mujer quiere tener unos antiestéticos pelos largos y duros en una zona tan íntima y tan femenina. Por eso pueden optar por pasarse la vida dando tirones, lo cual es un fastidio porque el pecho es muy sensible y arrancarlos duele mucho más que en otras partes. O bien, deciden hacerse la depilación láser.

Cuidado con los pezones

Hay que tener muy en cuenta que el seno en sí se puede depilar con láser, pero nunca el pezón. Y no sólo no debemos depilarlo, sino que habrá que protegerlo bien durante las sesiones, ya que es una de las zonas prohibidas, igual que los lunares.

Esto no es ningún problema porque los pelos suelen aparecer alrededor de la aureola, no dentro de ella, así que se pueden eliminar por completo sin rozar la zona más delicada. Eso sí, siempre que se haga en un centro médico especializado, donde nos aseguren la mejor protección y cuidado.

La importancia de un médico

Si siempre es importante que el tratamiento de depilación láser sea supervisado por un médico desde su inicio hasta que se termina, en este caso es imprescindible. No podemos arriesgarnos a acudir a cualquier centro de estética, sin ninguna garantía para nuestra salud.

La persona que decida depilarse los senos deberá acudir a un centro donde un médico le informe de las precauciones que se van a tomar y por qué se va a hacer de esa manera, y que por supuesto estudie su caso personal para decidir el tipo de láser, el mejor momento para empezar a hacérselo y los productos más adecuados para un cuidado perfecto posterior a las sesiones.