¿CUÁNTO TIEMPO TIENE QUE PASAR ENTRE CADA SESIÓN DE FOTODEPILACIÓN?

¿CUÁNTO TIEMPO TIENE QUE PASAR ENTRE CADA SESIÓN DE FOTODEPILACIÓN?
2.7 (53.33%) 3 votos

intervalo-sesiones-depilacion

Para realizar una correcta depilación láser es muy importante respetar los intervalos de tiempo entre una sesión y otra. Los tratamientos no tienen porqué hacerse cada mes. Debes informarte al respecto, para que no te vendan más sesiones de las necesarias. Existen centros que citan a los pacientes más veces de las necesarias para incrementar el presupuesto inicial.

Cada zona de depilación tiene sus propios plazos. Conociendo la frecuencia aproximada de las sesiones podrás evaluar si el tratamiento que te están ofreciendo es el más adecuado para ti.

El especialista de la clínica debe realizar un estudio de tu fototipo de piel, vello y del área que te vas a depilar. Únicamente con estos datos se puede saber qué tecnología es la más adecuada para tu caso. Además, el estudio permitirá la estimación de un número aproximado de sesiones, en función del tipo de láser que se vaya a emplear.

La combinación de diferentes tecnologías en el tratamiento de fotodepilación es fundamental para conseguir los mejores resultados. Ejemplo de numerosos casos de éxito es la clínica Corporación Capilar, que dispone de una plataforma lumínica completa. Cada tipo de láser se aplica dependiendo del fototipo de piel y vello, y de la fase de tratamiento en la que nos encontremos.

El intervalo entre sesiones varía considerablemente si hablamos de depilación femenina o de depilación masculina. A continuación resumimos los puntos esenciales:

Depilación láser para mujeres

Zona facial: inicialmente las sesiones se realizan cada 5 semanas, después cada 6 y así sucesivamente. Será la evolución de la propia paciente la que nos indique el ritmo que debemos seguir.

Zona corporal: lo conveniente es citar a las pacientes cada 2 meses o dos meses y medio. La paciente permanecerá depilada durante el tiempo que pasa entre una y otra sesión.

Depilación láser para hombres:

Zona facial: inicialmente el intervalo entre sesiones es de 2 semanas, después cada mes y así sucesivamente.

Zona corporal: después de la primera sesión el paciente queda libre de vello durante al menos 2 meses. Lo normal es citarle cada 3 ó 4 meses, dependiendo de cada persona y de la zona específica en la que se esté aplicando el tratamiento.