CAUSAS Y TRATAMIENTO DEL HIRSUTISMO, UN PROBLEMA ESTÉTICO PARA MUCHAS MUJERES

CAUSAS Y TRATAMIENTO DEL HIRSUTISMO, UN PROBLEMA ESTÉTICO PARA MUCHAS MUJERES
5 (100%) 1 voto

Hirsutismo

Hirsutismo y depilación láser. Se denomina Hirsutismo cuando el cabello grueso y oscuro crece en lugares en donde las mujeres típicamente no tienen vello oscuro, como labios, mentón, pecho, abdomen o espalda.

Aunque no se trata de una enfermedad específica, sino un signo que muchas veces es la manifestación de otros trastornos. El hirsutismo, genera un problema estético en muchas mujeres, se suele dar por la presencia de demasiadas hormonas masculinas (andrógenos). Una causa muy común es el ovario poliquístico, aunque también tiene que ver factores genéticos y raciales. Con la edad, y en especial después de la menopausia, la cantidad de vello facial se puede incrementar.

– CAUSAS

El aumento de la testosterona produce hirsutismo. Y este incremento de testosterona se da en algunas afecciones:

  • Síndrome de ovario poliquístico, en el que además hay acné y alteraciones menstruales.
  • Hipertecosis ovárica (una afección ovárica).
  • Afección de las glándulas suprarrenales.
  • Hipotiroidismo.
  • Medicamentos como el minoxidil, corticoides y algunos contraceptivos orales.
  • Idiopático (o de origen desconocido).

– TRATAMIENTOS

El tratamiento del hirsutismo, al igual que su diagnóstico, debe estar dirigido por un médico especialista.

a) Tratamiento hormonal: A través de la medicación de anticonceptivos, otras hormonas (NGR. Análogo, corticoides, antiandrógenos)… y de sensibilizadotes de insulina.

b) Las diferentes técnicas de depilación forman parte del tratamiento estético del exceso de vello (por fricción, por afeitado, con cera o pinzas, sustancias químicas o eléctrica). De todas ellas la que tiene mayor duración es la depilación con láser. Se basa en la destrucción del folículo piloso en crecimiento por fototermolisis selectiva. Es un método rápido, seguro y eficaz, no invasivo, no indoloro, con los resultados probados después de muchos años de seguimiento. Se necesitan varias sesiones con un intervalo de unas seis semanas una de otra. El porcentaje de depilación permanente en cada sesión va aumentando progresivamente hasta alcanzar una reducción hasta de un 80 a 100% de la cantidad y densidad del vello.