Estás en:
Inicio > Blog > Alopecia androgénica masculina: causas y tratamientos recomendados
Noticias

Alopecia androgénica masculina: causas y tratamientos recomendados

Publicado por Redacción Corporación Capilar el 13 de agosto de 2020 - Última actualización el 23 de octubre de 2020
alopecia androgénica masculina

La alopecia androgénica masculina es la más frecuente entre las de tipo no cicatricial y afecta al 45 % de los hombres. Vemos que el cabello comienza a volverse ralo, despigmentado y el crecimiento se hace lento hasta que, finalmente, se detiene. Sin embargo, en muchos casos los folículos pilosos son recuperables desde el punto de vista funcional.

Entre los tratamientos médicos efectivos que se han comprobado científicamente está la aplicación intradérmica de diversas sustancias con las que regulamos la pigmentación y el crecimiento, generando un cabello de mayor grosor y vitalidad. Otras alteraciones del cuero cabelludo que pueden acompañar a la alopecia, como la excesiva secreción de grasa o la aparición de caspa, también pueden ser resueltas.

¿Por qué aparece la alopecia androgénica masculina?

Cuando observamos la alopecia masculina, vemos que sigue unos patrones característicos. Está causada por factores genéticos y por la acción de determinadas hormonas sobre el folículo piloso. La dihidrotestosterona juega un papel crucial en la génesis de este trastorno. Esta hormona se deriva de la testosterona por acción de la enzima 5-α-reductasa.

Esta enzima se encuentra en varios órganos, como el hígado, el sistema genitourinario masculino y dentro de los folículos pilosos. Existen evidencias de que en los hombres en los que existe deficiencia de esta enzima no se presenta alopecia. El patrón de calvicie masculina viene dado por la presencia de receptores para la enzima en los folículos pilosos de la región frontal y parietal del cuero cabelludo.

La alopecia también está relacionada con ciertas enfermedades crónicas, como la diabetes, la resistencia a la insulina y el síndrome metabólico. Conocemos que quienes presentan calvicie masculina tienen también mayor riesgo de padecer cáncer de próstata.

¿Cómo se manifiesta la calvicie común en los hombres?

La aparición más frecuente de la alopecia masculina comienza en las entradas, con el retroceso de la línea de implantación del cabello. Al progresar, vemos que demarca una característica formación en «M». Con la progresión de este trastorno, se delimita un área de cabello en forma de «U».

La escala Hamilton-Norwood es una herramienta útil con la que clasificamos los diferentes estadios de la alopecia masculina. Fue creada por el doctor James Hamilton en 1951 y luego fue ampliada y modificada por el doctor Norwood. Esta escala permite evaluar el grado de calvicie, así como determinar las zonas que deben ser tratadas y la progresión de los resultados, tanto de tratamientos médicos como de injertos capilares.

La progresión típica que observamos se inicia con el retroceso de la línea del cabello en las regiones temporales, conocidas comúnmente como entradas. El cabello se sigue perdiendo en sentido periférico hasta que las zonas pobladas se limitan a un arco sobre las orejas y en la nuca.

tipos alopecia androgénica

 

La escala Hamilton-Norwood describe siete estadios que se presentan de forma sucesiva. Es importante que tengamos presente que para las terapias médicas orientadas a la regeneración del cabello, el inicio en las primeras etapas es de fundamental importancia.

Tipo I

En esta primera etapa existe un retroceso apenas perceptible de la línea de implantación del cabello en la región frontal.

Tipo II

Aparecen las entradas, al presentarse una pérdida de cabello en las zonas temporales.

Tipo III

Se mantienen los estadios I y II sin mayores modificaciones, pero la pérdida de pelo se ubica ahora en la parte más alta de la cabeza. El sujeto en cuestión ya puede clasificarse como aquejado de alopecia masculina.

Tipo IV

Progresa la pérdida de cabello frontal y en la coronilla. Con ello quedan separadas las dos zonas de alopecia por una banda de cabello remanente. Existen dos variantes que son aplicables también a los estadios V y VI: la A, donde la pérdida de cabello predomina en la frente, y la V, donde es más evidente en la coronilla.

Tipo V

La banda de cabello que separa las zonas frontal y parietal se estrecha progresivamente.

Tipo VI

La región de los parietales queda desprovista de cabello y se ensancha progresivamente.

Tipo VII

Se presenta el patrón característico y definitivo de la calvicie, con un área poblada sobre las orejas que se une a la de la región occipital. Esta zona puede decrecer progresivamente o estabilizarse.

Tratamientos recomendados para prevenirla o para tratarla

Los tratamientos médicos que aplicamos de forma precoz tienen el objetivo de reactivar los folículos que son viables aunque no produzcan pelo. Por ello es importante que sean administrados por profesionales especialistas en el área.

Bioestimulación

Este tratamiento nos permite aprovechar las propiedades de algunas sustancias que activan la división celular dentro de folículo piloso. Con ello se activa la fase anágena o de crecimiento del cabello, en oposición a la fase telógena o de reposo. Para este tratamiento utilizamos plasma rico en plaquetas del propio paciente, con lo que se evitan reacciones secundarias como la alergia o el rechazo. Las plaquetas contienen factores de crecimiento muy efectivos para estimular los folículos a iniciar la fase anágena.

Láser Luce

El objetivo de este tratamiento es estimular la circulación sanguínea del cuero cabelludo. Su frecuencia es baja, de 600 nm, y es utilizado con baja intensidad, por lo que penetra las capas de piel sin lesionarlas. Con cada sesión se incrementa en más de un 50 % el flujo sanguíneo, con lo que estimulamos el crecimiento del cabello y mejoramos su densidad. Láser Luce LDE: detecta la caída y regenera el cabello. Los resultados son muy satisfactorios, ya que con un tratamiento se incrementa en un 54% el riego a los folículos.

Mesoterapia capilar

Consiste en la aplicación intradérmica de sustancias como aminoácidos, minerales, péptidos y vitaminas. Las inyecciones en el cuero cabelludo nos permiten activar los folículos por efecto local directo.

Actualmente la alopecia androgénica masculina puede ser tratada, tanto para prevenirse como para revertirse. No se debe dudar en ponerse en contacto con especialistas cuanto antes: se trata de un problema que, tratado en una etapa temprana, puede solventarse casi en su totalidad.

Contenido revisado por el equipo médico de Corporación Capilar - Última modificación 23/10/2020

15 años de experiencia
15 años de experiencia

Somos la primera clínica especialista en soluciones de pelo y vello.

Tratamientos realizados por médicos
Tratamientos médicos

Todo tu tratamiento bajo el estricto control de nuestros especialistas médicos.

Financiación en 12 meses
Financiación en 12 meses

Financiación gratuita hasta 12 meses con solo gastos de apertura.