A pesar de que, en la mayoría de los casos, la fotodepilación láser puede ser aplicada sin problemas, existen contraindicaciones o condicionantes para aquellos que padecen determinadas patologías.

Por supuesto, se ha de evitar acudir a la consulta para acceder a estos tratamientos si se padece alguna infección, sea del tipo que sea, o si se padece fiebre.

Pero ya concretando, todas aquellas personas que padezcan acné severo o psoriasis activa, deben de esperar a que estos síntomas remitan antes de someterse a una sesión de depilación láser o fotodepilación.

Sin supervisión médica, todas aquellas personas que padezcan herpes simple activo, diabetes mellitas, epilepsia o si se está tomando algún medicamento que produzca fotosensibilidad, no deben someterse a tratamientos de depilación láser. Sólo se aplicará en los casos en los que los expertos dictaminen si es apropiado y cuándo se pueden iniciar las sesiones de depilación láser.



Dejar un comentario