La caída del cabello o alopecia consiste en la pérdida de pelo ya sea de una forma generalizada o localizada en una zona concreta. Este problema afecta a casi un 50% de la población masculina.

El estrés, los malos hábitos alimenticios, el consumo de determinados fármacos, la genética.., son solo algunos ejemplos de factores que pueden provocar la aparición de la alopecia. Existen muchos mitos sobre la caída del cabello. Hoy queremos aclararos qué hay de cierto en torno a las mentiras y verdades sobre la caída.

Mentiras y verdades sobre la alopecia

El pelo se cae todos los días

Verdad. A diario se caen entre 50 y 100 pelos. Esta pérdida se debe a que son pelos que se encuentran en la fase exógena del crecimiento del cabello. Esto quiere decir que están en la fase final del ciclo de crecimiento y se caen para dejar paso al nuevo pelo que va emergiendo por el folículo.

Si lo corto crecerá más fuerte

Falso. Cortar el pelo no hace que crezca con más fuerza ni más rápido. Esta creencia se ha hecho popular porque cuando se corta el cabello eliminamos la punta, que es la parte más fina. El tallo del cabello es más grueso y puede llevarte a pensar que tienes una melena más fuerte, pero no es así.

Llevar extensiones provoca la caída del cabello

Falso. La explicación para este falso mito es muy sencilla: cuando llevas extensiones, cosidas o de grapa, estas impiden que veas la pérdida diaria de cabello ya que el pelo que cae queda sujeto por las grapas. Al cabo de las semanas, cuando vas a subir las extensiones o decides quitarlas, todo el cabello que has ido perdiendo a diario, y que las grapas han mantenido sujeto, caerá. De ahí que mucha gente piense que esta pérdida masiva de cabello es causada por la colocación de las extensiones.

Los productos de fijación hacen que se caiga el pelo

Falso. Gominas, lacas, espumas, fijadores… Todos estos productos de acabado no son perjudiciales para tu salud capilar ni aceleran la caída del cabello. Solo debes procurar no aplicarlos sobre el cuero cabelludo directamente para no obstruir los folículos, además de lavar el cabello para eliminar los residuos al final del día.

Lavar el pelo a diario favorece la caída

Falso. Este es uno de los mitos más extendidos sobre la caída. No es perjudicial lavar el cabello todos los días, pero si deberías evitar las fricciones innecesarias. Si el cabello está limpio no hace falta frotarlo de forma exagerada porque puedes dañar el folículo y entonces si se caería algún pelo. Tampoco es recomendable abusar de secadores o planchas. Puedes utilizarlos, pero recuerda mantener la distancia y no incidir durante mucho tiempo en el mismo sitio para no dañar el cuero cabelludo. También es importante no utilizar la máxima temperatura.

¿El estrés puede producir alopecia y llevarnos a tratamientos para la alopecia?

Verdadero. Factores como el estrés o la depresión pueden dar lugar a cambios en las fases de crecimiento y el porcentaje de pelos que se encuentra en una fase o en otra. Este tipo de caída puede ser reversible.

Consumir tabaco y alcohol aumenta la caída de pelo

Verdadero. Los hábitos poco saludables repercuten de forma negativa en la salud capilar. En concreto, el consumo excesivo de tabaco y alcohol afectará no solo a la caída sino también a su aspecto. El cabello perderá fuerza y brillo y presentará un aspecto opaco, apagado…

Una mala alimentación influye en la caída

Verdadero. Las pérdidas de peso rápidas, malos hábitos alimenticios…, pueden ser la causa de una caída de cabello notoria debido a la escasez o déficit de nutrientes importantes para la salud capilar. Afortunadamente, este tipo de caída es reversible y en cuanto retomemos la dieta saludable, este problema se resolverá de manera natural.

La aplicación de tintes es perjudicial para el cabello

Falso. La aplicación de cosméticos para la coloración capilar no impulsa la caída del cabello. Si se trata de tintes con una elevada proporción de amoniaco pueden resecar el pelo, pero no afectan a la caída.

La alopecia es cuestión de genética

Verdadero. En este caso hablaríamos de alopecia androgenética. Es el tipo de alopecia más frecuente, tanto en hombres como mujeres. Para combatir este problema una de las soluciones más efectivas sería realizar tratamientos para la alopecia o plantearse la posibilidad de realizarse un injerto capilar. Este tipo de caída va en aumento con la edad y puede verse acrecentada por otros factores como seborrea o cambios posmenopáusicos.

Podemos concluir que la alimentación y unos hábitos saludables son beneficiosos para la salud capilar y que para hacer frente a la alopecia androgenética lo más recomendable es someterse a un injerto capilar o realizarse algunos de los diversos tratamientos para la alopecia.

En todo caso, hay que desterrar los mitos sobre la caída del cabello que resultan falsos y cuidar de nuestro pelo.



Dejar un comentario