La caída del cabello puede ser el primer síntoma de la alopecia. Antes de que te comentemos las 10 cosas que no debes hacer, nos centraremos en analizar por qué se te cae el pelo y qué puedes hacer para evitarlo.

Alopecia femenina

Los motivos de esta anomalía son diversos, aunque se podrían agrupar de la siguiente manera:

Causas psicológicas. El estrés, la ansiedad y el nerviosismo pueden provocar que tu pelo se caiga de forma más acelerada, especialmente si tomas antidepresivos y medicamentos para evitar los síntomas antedichos.

Causas físicas. Una falta de vitaminas o un exceso de las mismas provoca este resultado. Además, tu alopecia puede tener un origen genético o ser síntoma del síndrome del ovario poliquístico. El paso del tiempo afecta también a las hormonas encargadas de controlar el crecimiento del pelo. El hipotiroidismo, la anemia o la pérdida de peso sin motivo aparente son otros factores a tener en cuenta.

Diez cosas que debes evitar

Si te encuentras en esta situación, seguro que has recibido el consejo de alguien que te recomienda hacer algo en concreto para mejorar tu salud capilar. Con la siguiente lista, en cambio, queremos hablarte de acciones que debes evitar para retrasar los síntomas de la alopecia.

1. Someterte a tratamientos demasiado agresivos (tintes, mechas o similares)

Si tu pelo no tiene la fuerza necesaria, es mejor que apuestes por opciones más amables que lo cuiden de la mejor forma posible, evitando agentes químicos que puedan aumentar su fragilidad.

2. Usar cualquier champú

En no pocas ocasiones se apuesta por un champú anti caída sin observar si respeta el pH del cuero cabelludo o si tiene elementos químicos en su composición. Adquiere el mejor producto posible evitando los de peor calidad.

3. Utilizar el secador y las planchas

Si usas el secador cada vez que te lavas la cabeza y, posteriormente, usas planchas para alisarte el pelo, estarás aumentando su temperatura y provocando su caída. Es mejor secártelo al aire y no alisártelo tan a menudo.

caída del cabello

4. No proteger tu pelo correctamente al hacer deporte

Durante la práctica deportiva debes evitar los peinados demasiado tirantes. Es más recomendable usar una cinta elástica para evitar que el sudor te caiga en los ojos. Las espumas y similares son contraproducentes, ya que provocan la oclusión de los folículos pilosos. Tras la ducha correspondiente, procede de la forma expuesta en el punto anterior.

5. No cuidar tu dieta y mantener algunos malos hábitos

Debes comer un poco de todo, pero sin excesos. No olvides que la fruta, la verdura y los frutos secos son tres fuentes de vitaminas esenciales para tu pelo. Las pipas de calabaza, por ejemplo, te aportarán el zinc que necesitas para lucir una hermosa cabellera.

Si piensas que el tabaco solo puede dañar tus pulmones, te equivocas. Los miles de tóxicos que contiene un cigarrillo terminan por afectar también a tu pelo. La dieta mediterránea y no beber alcohol son opciones que te sorprenderán por su efectividad.

6. Cepillarte el pelo cuando está húmedo

Sabemos que es tu costumbre y que piensas que lo necesitas, pero es mejor ducharse el día antes y cepillarse el pelo exclusivamente cuando está seco.

7. Secarte bruscamente

En ocasiones usas la toalla de forma intensa para eliminar la mayor cantidad de agua posible, provocando así la pérdida del cabello. Mejor, usa una toalla para deportistas y masajea suavemente.

8. Hacer caso a los remedios de Internet

Ni el champú para caballos, ni una mezcla de ingredientes que funciona en otro país, ni nada que se le parezca van a conseguir objetivo alguno salvo el de aumentar tu alopecia.

9. Dejarte llevar por el nerviosismo

Diez minutos de yoga o de relajación al día te permitirán poner tu mente a punto obteniendo, como consecuencia, una mejora en el estado de tu pelo.

10. Confiar en los milagros

Huye de los negocios que te ofrecen grandes resultados en dos sesiones. Lo barato suele salir demasiado caro.

Y una que sí debes hacer

Para tu caída del cabello, confía solo en profesionales médicos con experiencia. Contacta con nosotros, y estaremos encantados de recibirte en nuestra clínica, analizar tu caso y proponerte la solución adecuada para ti.