ORÍGENES DEL CHAMPÚ: LA MEJOR HERRAMIENTA PARA DAR BELLEZA AL CABELLO

Vota si te ha gustado

champu-productos-capilares-belleza-cabello

La principal fuente de belleza del cabello se encuentra en su higiene. El pelo limpio supone un importante complemento estético para nuestro aspecto, por lo que el  se perfila como la herramienta más eficaz en la consecución de este fin. En la antigüedad, el jabón actuaba como único producto capilar existente, pero hoy en día existen champús especiales para cada tipo de cabello.

El origen del champú como tal tiene lugar en las peluquerías británicas más distinguidas, donde se realizaban masajes capilares acompañados de una sustancia jabonosa que facilitaba el proceso. Este servicio fue patentado en Gran Bretaña por Sake Dean Mahomed, que abrió unos baños de champú conocidos como Baños Indios de Vapor de Mahoma, en Brighton, en 1759.

Estos baños eran muy parecidos a los baños turcos. Los clientes recibían un tratamiento originario de la india llamado “shampeo”, derivado del hindú “champo”, cuyo significado es “dar masaje”. En los inicios del champú, los peluqueros ingleses hervían el jabón en el agua, y añadían hierbas aromáticas para intensificar el brillo y el perfume del cabello, práctica que se mantiene en nuestros días.

Sin embargo, según los datos, el primer champú comercializado como tal se creo en Alemania en la última década del siglo XIX. El primer fabricante conocido del producto fue Kasey Herbert, que lo dio a conocer en las calles de Londres con el nombre de “Shaempoo”. No obstante, la persona que participó en la expansión del invento en los Estados Unidos fue John Breck y quien inició la experimentación con diversas sustancias para mejorar los efectos del champú originario en diferentes tipos de pelo.

John Beck empezó a perder su cabello a los 25 años, lo que le llevó a consultar su caso con varios médicos de Nueva Inglaterra. A pesar de que los doctores le aseguraron que su problema no tenía solución, Beck se obsesionó con evitar la calvicie y comenzó a trabajar en preparados para fortalecer el cabello, poniendo en práctica técnicas de masaje capilar. En 1908 abrió en Springfield un centro de tratamiento, y en 1905, después de hacerse famoso, lanzó al mercado un champú para cabellos normales, y más tarde otros para cabellos grasos y secos. Al final de la década, Beck se convirtió en el principal productor de champú del país.

Fuente: Agencias y Medios Especializados