PRECAUCIÓN CON LAS CREMAS DEPILATORIAS

Vota si te ha gustado

depilacion2

Una de las técnicas de depilación no definitiva más arraigada, sobre todo entre las mujeres, es la utilización de las cremas y espumas depilatorias. Estos productos, al tomar contacto con la piel, deshacen el pelo debido a sus compuestos químicos.

Si el uso de este tipo de cremas es frecuente y no sabemos qué producto aplicarnos con arreglo a nuestro particular, personal y específico tipo de piel, puede alterar nuestro Ph de la piel, y provocar irritación, escozor y molestias.

Además, la irritación puede desembocar en una foliculitis que es la inflamación del folículo piloso que suele requerir, además, un tratamiento para aliviar sus síntomas molestos.

Por ello es conveniente que antes de ponernos una crema equivocada para acabar con el vello, hagamos una prueba con la que nos acabamos de comprar, en una pequeña zona bien localizada para ver como actúan sus componentes químicos. Si provocan esa molesta irritación deberemos plantearnos o bien cambiar de crema hasta encontrar la más adecuada o bien acudir a un centro de estética para preguntar por un buen tratamiento de depilación láser.

La depilación láser puede ser una alternativa muy adecuada para acabar definitivamente con el molesto vello corporal y olvidarnos ‘in eternis” de la depilación convencional con cremas.