HISTORIA DE LA FOTODEPILACIÓN

Vota si te ha gustado

historia-depilacion

El acto de eliminar el vello corporal no es una costumbre reciente en la sociedad. Desde hace siglos, en múltiples civilizaciones se han buscado formas de depilación de ciertas zonas del cuerpo con los mejores resultados posibles. Éstos son los orígenes de la fotodepilación.

Hoy en día existen multitud de métodos que han ido evolucionando con el paso del tiempo, y que ofrecen resultados bastante aceptables. El ritmo de la nueva sociedad demanda un aspecto físico siempre a punto, por este motivo muchas personas optan por un método de depilación permanente, como es la fotodepilación.

Existe un grupo social, una época y una forma de percibir la belleza para cada persona. En la actualidad es suficiente con observar una revista para identificar las tendencias que mueven a esa sociedad. Lo habitual en nuestros días es contemplar cuerpos perfectamente depilados, tanto de hombres como de mujeres.

La depilación permanente, por medio de la fotodepilación (referida al láser y a la luz pulsada intensa) es una de las técnicas más solicitadas por tratarse de un método práctico y eficaz. Su denominación procede de foto = luz, y se diferencia de otras técnicas depilatorias permanentes en que destruye la raíz del vello, que se encuentra dentro del folículo piloso, y el pelo no vuelve a crecer. Esta es la principal diferencia con otros sistemas de depilación como la electrolisis, que elimina vello por vello mediante energía eléctrica y calor.

Técnicas de fotodepilación

  • Láser: actúa mediante descargas de luz láser directa y elimina el vello desde la raíz.
  • Luz pulsada intensa: Emite una luz mixta, que se desplaza en todas direcciones. La diferencia con el láser es que tiene diferentes longitudes de ondas y puede tratar más tipos de vello y de piel.