FUERA MIEDOS A LA DEPILACIÓN LÁSER

FUERA MIEDOS A LA DEPILACIÓN LÁSER
5 (100%) 2 votos

J

1180641769C6tEsr

Cuantos siglos ha pasado el ser humano depilándose y rasurándose diferentes partes del cuerpo con dolor, con resultados de poca y limitada duración y con problemas de enquistamientos y otros. Y ahora que está en nuestras manos la oportunidad de acabar con ese vello indeseado ¿se tienen miedos?, no hay que tener ninguno a la depilación láser.

Aclaraciones sobre los temas que más preocupan y no deberían:

Cáncer:
Ni ha existido ni existe ningún caso en el que el láser lo haya producido. Se trata de un tratamiento muy seguro que está aprobado por la FDA y entre otros el Centro de Cáncer de Piel y Láser de New York.

Quemaduras:
Si el láser es médico y lo está utilizando un especialista o técnico especializado en depilación láser no debiera existir ningún problema, ya que con un uso adecuado y en pieles y vellos aptos no hay problema de riesgo de quemaduras.

Irritación:
Lo normal es que la piel se irrite nada más acabar la sesión unos minutos pero enseguida desaparece durando la piel enrojecida algo más, al menos una hora, pero luego desaparece por completo.

Dolor:
No es indoloro pero no es un dolor que se pueda comparar con otro, más bien se puede llamar molestia que desaparece en el mismo momento de sentirla, se siente calor. Cuanta más intensidad tenga el láser más se siente sobre todo en zonas sensibles como las inglés o las axilas.

Granitos:
A algunas personas con la piel muy sensible pueden aparecerles pequeños granitos en la zona depilada que irán desapareciendo igual que las rojeces y la irritación. Además a lo que ayuda eficazmente es a eliminar los que aparecen por problemas de enquistamiento.

Manchas:
Si se siguen las instrucciones de no exponerse al sol antes y después de la sesión cubriéndose la zona con protector solar y no se utilizan cremas depiladoras, ceras u otros productos no recomendados no hay riesgo de que se produzcan manchas en la piel.