Depilación Láser | Tratamientos Capilares | Microinjerto Capilar MITOS SOBRE LA DEPILACIÓN LÁSER

Vota si te ha gustado

mitos

Que si la vecina del quinto ha dicho que es muy peligroso. Que si la hija de fulanito está encantada porque dice que el pelo le ha desaparecido para siempre. Que si al primo le ha dolido muchísimo. Que si mi pareja dice que no nota nada de nada.
Todas estas afirmaciones, por mucho que vengan de boca de personas cercanas, no tienen por qué ser ciertas. Son apreciaciones y experiencias personales y específicas de cada uno y, por tanto subjetivas. Y aunque los tratamientos de fotodepilación y depilación láser y sus correspondientes resultados dependen mucho de cada paciente, existen una serie de verdades probadas científicamente.
Por lo que es ventajoso que conozcas los mitos más frecuentes sobre la depilación láser y, de este modo, sabrás los resultados reales que se pueden obtener si optas por este método.
  • ¿La depilación con láser es un tratamiento estándar?
Ni mucho menos. Ni como prometen algunos aparatos domésticos generalistas para que todo el mundo se realice fotodepilación desde casa. Las personas podemos tener unos rasgos generales de género. Pero cada hombre y cada mujer es diferente y necesita un tratamiento adaptado a sus características personales para lograr unos resultados realmente efectivos y seguros para su piel. De hecho, la cantidad de sesiones que se requieran, dependerá de su tipo de piel y de vello, de la zona fácial o corporal que desee tratar, etc.
  • La fotodepilación y la depilación láser son definitivos?
Ninguno de los tratamientos son para siempre ni definitivos. De media, consiguen terminar con el 80 o 90 por ciento del pelo, aunque la depilación facial necesitaría un mayor número de sesiones porquedepende más de cuestiones hormonales. El vello comienza a desaparecer de forma progresiva hasta llegar a eliminarse de manera permanente. Pero siempre se suele necesitar alguna que otra sesión de repaso con el paso del tiempo.
  • ¿Es una depilación indolora? 
Nuevamente, depende de cada paciente y de la capacidad que tenga para asimilar el dolor. Pero es cierto que se nota una ligera molestia en el instante que el técnico aplica el pulso y quema el folículo piloso, puesto que la melanina desprende calor al tejido que le rodea y ese calor lo siente lógicamente la piel. Pero dura apenas unas milésimas y actualmente los equipos láser cuentan con unos dispositivos refrigerantes para calmar esa sensación. Tras la sesión se aconseja extender un poco de aloe vera sobre la zona tratada para evitar el enrojecimiento y no hay más.
  • ¿Son aptos todos los colores de piel y de vello?
Aunque la tecnología ha mejorado notablemente, todavía no consigue llegar a todos los fototipos, como a aquellas personas que tengan la piel muy oscura o el pelo muy claro o blanco. Mientras que el ideal en los tratamientos de fotodepilación y depilación láser, sobre todo, sería el de piel clara y vello oscuro, para que exista el suficiente contraste como para que el láser cumpla su función lo más eficazmente posible.
  • ¿Tiene efectos secundarios?
Uno de los mitos más frecuentes sobre la depilación láser es que todavía no se han probado los efectos secundarios que puede acarrear. Pero está probado médicamente que no existen riesgos si se acude a un centro especializado que cumpla todas las garantías de calidad y se sigan las recomendaciones del experto. Eso sí, si te saltas estos consejos esenciales, como exponerte al sol durante el tratamiento y realizarte la sesión con la piel bronceada, es cuando se pueden producir problemas cutáneos, como manchas, quemaduras, o más graves.