DEPILACIÓN LÁSER EN PIERNAS COMPLETAS

DEPILACIÓN LÁSER EN PIERNAS COMPLETAS
5 (100%) 6 votos

dv1318070
La zona más incómoda

Una de las zonas más odiadas para depilarse son las piernas. También son complicadas las ingles y las axilas, que las mujeres encuentran incómodas de depilar. Además, son muy sensibles y se irritan con facilidad.  Las piernas no lo son tanto, pero por su tamaño y por estar muy a la vista, son una parte del cuerpo que resulta muy pesada cuando hay que depilarla de forma periódica.

Por eso, además de ingles y axilas, las piernas son una de las zonas que más se demandan en los centros depilación láser. Tanto para los hombres como para las mujeres, además de ser una cuestión de estética, resulta más cómodo e higiénico tener las piernas siempre sin vello.

La depilación láser más cara es con la que más se ahorra

Aunque parezca una contradicción, es así. Las piernas es una de las zonas más caras en las que se puede hacer la depilación definitiva, sobre todo si se hacen completas. Esto es debido a que por su gran superficie es necesario realizar gran cantidad de disparos, que es lo que determina el precio de las sesiones.

Sin embargo, hacerse la depilación láser en las piernas supone un ahorro a la larga, y más que en ninguna otra zona. Para constatarlo, sólo hay que calcular el dinero que nos gastaremos a lo largo de los años en depilarnos de forma convencional. Financiando el tratamiento podemos gastarnos lo mismo que con la depilación tradicional, y en poco tiempo dejaremos de tener ese gasto. Pero si seguimos acudiendo a hacernos la cera o adquiriendo periódicamente aparatos eléctricos, seguiremos perdiendo dinero toda la vida.

Y no sólo hablamos de dinero, también tenemos que tener en cuenta el tiempo invertido. Una mujer que se depila habitualmente para llevar las piernas siempre suaves, gastará a lo largo de su vida una cantidad de horas suficiente para estudiar una carrera. O para ir al teatro, al cine, a cenar o simplemente jugar con sus hijos muchas tardes.

Y desde luego, cualquiera de estas actividades nos parece mucho más interesante que estar yendo y viniendo a un centro de estética. Y encima, a sufrir dolorosos tirones durante un buen rato!.